Publicidad

Porfirio Fisac

"Los rivales se ríen de nosotros en los partidos"

El entrenador del Gran Canaria demanda a sus jugadores máximo compromiso y que se dejen "de chorradas", "tonterías" y excusas"

  • CBGC CAMPO ATRÁS
  • 17/10/2020 - 12:08
"Los rivales se ríen de nosotros en los partidos" Porfirio Fisac (C. Torres)

B. Pérez

 

Las declaraciones de Porfirio Fisac este sábado, en vísperas de la recepción del Unicaja de Málaga, delatan un ambiente de insatisfacción en el propio cuerpo técnico. El entrenador del Gran Canaria llegó a decir que los rivales "se ríen de nosotros en los partidos". Las recientes derrotas en ACB y la última en Europa, frente a Cedevita, han elevado el tono de enfado de Fisac. No dudó en admitir que "vestir esta camiseta no es para cualquiera" y que sentía que decepcionaba "al club y a los aficionados".

 

"Tengo claro que estamos en una situación difícil, creo que no estamos comprendiendo bien en qué club estamosjugando . Nos está costando bastante ser capaces de evitar las excusas, viajes, número de partidos... Hay una sensación dura. No vale jugar partidos de cualquier manera. Ahora mismo el grupo tiene que ser consciente de que no vale la excusa para fortalecer lo que significa el competir en estos torneos", advirtió en su entradilla informativa. Advirtió también que las quejas (de los jugadores) no le valen. Y preguntó: "¿Qué grado de compromiso y esfuerzo tenemos?", en la misma dirección. Llegó a calificar las excusas como "chorradas".

 

Sin embargo recordó que "empezamos todos los partidos con criterio, con una lógica. A veces llegamos al descanso por arriba, pero siempre con sensación de que podemos hacer algo. Pero esa sensación se diluye, queda fuera de la lógica cuando viene alguna adversidad como algún parcial. Esto es la Liga ACB: tenemos que dejarnos de tanta excusa y ser más honestos en el trabajo".

Rebotear y defender

"Siento que estoy decepcionando a mi afición y a mi club. Me siento con una sensación de que puedo hacer mucho más. Vestir esta camiseta no es para cualquiera" advirtió. "Todo lo que hablábamos del sentimiento, de pelear, yo siento que no lo estoy aportando. También quiero que los jugadores lo sientan, porque los rivales nos están vacilando, se están riendo de nosotros en los partidos. Nosotros podemos tener más o menos talento, pero lo importante es el grado de trabajo, de compromiso, de sufrimiento. El grupo tiene talento pero no lo estoy demostrando. Empiezo a decir «igual debemos trabajar algo más». Hay situaciones en las que la debilidad mental que tenemos es muy grande. En otras situaciones nos cuestan dos cosas fundamentales: rebotear y defender. En lo que nos ganan, requiere esfuerzo. No estamos teniendo ese esfuerzo. Esa debilidad requiere que todos lleguemos a un grado de esfuerzo mucho mayor del que estamos haciendo".

El vestuario

"Normalmente, lo que traslado al vestuario no es algo que suela decir nunca. Yo tengo claro que me tienen aquí para tomar decisiones y para que el equipo gane. No para andar soportando que no seamos lo suficientemente capaces de competir. Es verdad que toda esta última semana hemos jugado cuatro partidos y entrenado una hora. Pero esto solo vale para la gente que no tiene hambre, ni ambición. Creo que los jugadores tienen estas cosas. Ahora mismo no estamos sacando esa entrega que nos merecemos como club, que nos merecemos como afición. Lo que más siento es decepción, porque no estamos siendo buenos. Pero no lo estamos siendo. Dicen los medios que tenemos una buena plantilla pero no lo estamos siendo. No somos capaces de superar la dificultad cuando un partido se pone en contra. Pero esto es normal en la competición"

Ojo al Unicaja

"Unicaja es un rival absolutamente difícil, con muchas armas, con condiciones de hacer las cosas bien. Con exteriores que están metiendo. Alonso, que está creciendo mucho. Brizuela, que lleva años demostrando su calidad y su talento. Jugadores como Alberto o Bouitelle. No seremos nunca capaces de ganar si no somos primero capaces de trabajar a nuestro más alto nivel. No llegamos a nuestro límite de juego, demando que lo hagamos Tenemos que dejarnos de chorradas y de tonterías, de excusas, y tenemos que ir a saco, porque esto solo nos puede llevar a cosas malas, como cambios de entrenador y jugadores, fichajes. Esto es un grado de locura. Tenemos una profesión que requiere sólo una cosa: compromiso máximo. Estoy decepcionado y jodido, pero voy a tirar este carro hasta donde sea. No estamos jugando con carácter, sino con tristeza. Necesitamos un esfuerzo individual de cada uno muy superior"

Al 100%

"Soy un entrenador que entiendo que esto pase. Pero lo que no puede ser es que el rival crea que nos pueda avasallar ni que mi equipo se entregue. Los jugadores deben actuar al 100%. Y si es así y pierdes, soy feliz. Entramos en los partidos al 100%, mentalizados al 100%, pero nos deprimimos. ¡Joder!. Este trabajo es muy bonito para entrar en bache. No es ganar o perder, aunque estamos empezando. Es una cuestión que quiero transmitir desde aquí es el jugar al 100%, al máximo esfuerzo. Y a partir de ahí veremos dónde estamos. Estamos con miedo. Y esa es la sensación mía diferente a lo normal"

 

"Todo está unido. La positividad que los chicos tienen cuando acaba el partido es bajo. Asumo esa responsabilidad. Mi preocupación es el cambio durante los partidos, la falta de determinación en los partidos (...) Otras cosas son las que nos agarramos para excusarnos. Mostramos debilidades en varios sitio. Uno es el problema defensivo y otro muy grande es el rebote. Tenemos que mejorar como sea. El componente físico ... no estamos mal. Rotamos bien con los jugadores, todos participan".

 

"Estamos siendo egoístas con la generosidad. De momento quiero confiar que no sea un tema de talento, sino anímico", puntualizó.

 

Noticias relacionadas