Publicidad
Publicidad

La última reválida de Sergio Araujo

Su nombre, sin entrar entre los descartes, cuenta para una temporada en la que el gol de la UD busca protagonistas

  • ENTRE BASTIDORES
  • 10/09/2020 - 11:08
La última reválida de Sergio Araujo Sergio Araujo pasa este jueves la revisión médica con la UD Las Palmas (UDLP.es)

Manuel Borrego

 

El presidente de la UD Las Palmas, Miguel Angel Ramírez, confesó este miércoles que las actuales pesquisas de la dirección deportiva del club amarillo están ya centradas hacia las nuevas soluciones con señales de gol. Horas antes, el propio Pepe Mel recordaba que sin esos finalizadores el trabajo de todo el colectivo corre el riesgo de carecer de sentido. El técnico también subrayó la necesidad de reforzar la plantilla en la posición más avanzada, reservando el club ese esfuerzo final para las oportunidades que le brindara el mercado.


Ese déficit teórico es el que tendrán los amarillos en Butarque, con la esperanza de que Edu Espaiu o Claudio Mendes puedan responder a las expectativas que habrían generado en el verano ‘sin ojeadores' externos de Barranco Seco. Varios nombres aparecen en el horizonte, en espera que se puedan concretar negociaciones abiertas ... pero la Liga no espera.


La realidad es que ya no están los recientes realizadores, pero sigue en plantilla Sergio Araujo. El AEK Atenas ha jugado al límite con la posibilidad de su contratación, sin ejecutar finalmente la cláusula que condicionaba la compra definitiva del delantero argentino que llegó a la isla en 2014. El club heleno exprimió sus cartas en el verano, esperanzado con un nuevo préstamo de un año y la reducción del precio del futbolista, que ahora con 28 años de edad está en la teórica madurez deportiva.


Sin embargo, en Las Palmas el nombre de Sergio Araujo no ha sido mencionado ahora como descarte, sí como inminente reingreso en plantilla tras superar un proceso de Covid19. El Chino, el hombre del tanto más celebre de los que se han firmado hasta ahora en el Estadio de Gran Canaria, tiene ante sí una última reválida. Si no cambian las connotaciones de mercado o las opiniones de los que confeccionan la plantilla, la ilusión del gol, como en 2014-15, pasa por él otra vez.


El Araujo que se quede en la UD Las Palmas debe ser el futbolista con hambre que vino la primera vez; el que abrió los ojos cuando contempló cómo antes del primer día tenía una legión de seguidores apoyando sus acciones. También le ocurrió en Atenas, donde se subían a su coche para animarlo.


La apuesta de la UD Las Palmas por Araujo fue muy potente siempre. Convenció a Boca para la cesión, pagó por él el traspaso, esperó por su fútbol cada vez que se desorientó, trató de reconducir su nombre con préstamo arriesgado, ... y aún apuesta por sus goles.


Hasta 2023 están unidos el club y el héroe del último ascenso. Hoy, como aquel primer día, tienen mucho que conquistar de la mano.