Publicidad

Nauzet García, el guardián del Juan Guedes

El portero tinerfeño supera su odisea en India para opositar al estreno del Tamaraceite como nuevo club de la Segunda División

  • SEGUNDA B
  • 31/08/2020 - 12:25
Nauzet García, el guardián del Juan Guedes Nauzet García, el nuevo portero de la UD Tamaraceite (C. Torres)

Manuel Borrego

 

El fútbol brindó una alfombra al portero Nauzet García (5 de abril de 1994) para seguir su trayectoria deportiva profesional en Gran Canaria. Sin duda no imaginaba durante la pandemia, con sus duras horas y desdichas, que las puertas se iban a abrir en el Juan Guedes para que pudiera volver al país a través de la Segunda División B. Y posiblemente hacer historia en la portería de la UD Tamaraceite el día que se estrene en la división de bronce.

 

Porque 2020 trajo duros momentos al guardameta tinerfeño. Lejos de su Canarias, en Chennai (India) asistió a los duros momentos del brote de coronavirus; desde la lejanía seguía las noticias del confinamiento de millones de compatriotas, de los casos abundantes de ingresos y defunciones. Y reconoce que no acababa de comprender bien cómo un país con más de 1.200 millones de habitantes tenía entonces una cifra reducida de casos y apenas se comunicaban óbitos.

 

El final en India de Nauzet, junto a los también jugadores de nuestra Comunidad Roberto Eslava, Sandro Ramírez y Manzi, acabó siendo una pesadilla. Se alojaron en un hotel de las afueras de Chennai en espera de que se resolvieran todos sus problemas, hasta que por fin, abandonaron para venir a España en busca de un nuevo amanecer. El de Nauzet será esta próxima temporada con un equipo lleno de ilusiones como debutante en Segunda B pero cargado de mucho fútbol.

Incertidumbre para empezar

"Ahora mismo estamos con la incertidumbre del inicio de la Liga. No sabemos cuándo, pero entendemos la situación. La semana pasada nos entrenamos con la esperanza de al menos empezar con el amistoso (ante Las Palmas). Pese a todo, estoy muy satisfecho de haber vuelto, de esta oportunidad en casa, de volver a competir en las islas. Eso compensa lo demás"

Un club familiar

"Antes de venir, lo primero que me dijeron es que el Tamaraceite es una familia. Estoy impresionado porque me he encontrado un equipo brutal por dentro, con un vestuario que nos permitirá salir al campo con 1-0 a favor. He visto mucha unidad en los pocos días de relación con mis compañeros. Ese gran ambiente ha de ser clave para nuestros objetivos"

Me toca disfrutar

"Sí, creo que voy a disfrutar desde mi posición. Tenemos jugadores de mucha calidad, como Aythami, David García, David González, López Silva, ... No sólo por lo que pueden aportar sino por la ayuda a los jóvenes compañeros. El nivel está alto desde el comienzo"

Un portero moderno

"Me considero un portero de fútbol moderno, muy comunicativo desde mi posición. Me gusta también iniciar las jugadas con el pie. Podré demostrarlo con el equipo que se ha confeccionado"

En Chennai el club decidió romper y no pagar

"A nivel personal, la de India fue una experiencia que me vale para aprender del fútbol y hacerlo en un nivel profesional. El final fue muy complicado porque lo tuve que vivir lejos de casa. Comenzaron a faltar a los compromisos, fueron muchos meses sin cobrar. Y fue entonces cuando el club (Chennai City) decidió romper el trato y despedirnos. En enero ya teníamos problemas, pero en marzo se unió todo con el asunto del coronavirus. Decidimos quedarnos para solucionar la situación"

Un asunto en FIFA

"Nuestros abogados están tratando el asunto en FIFA. No hay problemas con el transfer, ni nada por el estilo. Nos deben un dinero y el club ha querido resolver el problema con un despido. Eso no funciona así, lógicamente. En marzo ya nos tuvimos que poner más duros en nuestra posición. Ahora todo está en manos de la FIFA"

India, un descontrol

"No se puede valorar lo que es una pandemia en India como se ha visto en España. Allí no hay tantos recursos, ni control. Nos sorprendía que mientras en países como Italia o España había miles de afectados, allí decían que apenas unos cientos. Eso no cuadraba en un país tan grande y con tanta población. Pero en realidad todo estaba descontrolado. Ahora los datos son una barbaridad, pero creo que en momento alguno por sí misma India va a poder con este problema que tenemos de salud"

La odisea del regreso

"La vuelta fue también una barbaridad, desde que salimos hasta que llegamos. Hicimos once horas por carretera para luego estar siete más en espera de un avión. Volamos once horas a Roma, un día de espera en Italia para luego irnos a Frankfurt. De ahí a Barcelona; yo pude viajar hasta Tenerife. Fue nuestra odisea. Llegamos muy cansados pero ya todo pasó. Es nuestra pesadilla porque aún tenemos que resolver el asunto del impago"

La dura competición

"Va a ser bonito para mí jugar en la Segunda B. En teoría nos va a tocar un grupo muy duro, pero nos exigirá lo mejor de todos nosotros. Para mí es un incentivo especial jugar de nuevo contra el Marino, volver a actuar en Tenerife. Mi vuelta a España lo tiene todo"

 

 

Noticias relacionadas