Publicidad
Publicidad

PERFILES

Sato, inspirado en el juego de Viera y Pedri

  • ENTRE BASTIDORES
  • 13/08/2020 - 12:59
Sato, inspirado en el juego de Viera y Pedri Dani Sato, en Barranco Seco (UDLP.es)

Manuel Borrego

 

El ilicitano Daniel Satoca Solis (31 de enero de 1999) es otra de las sorpresas de la UD Las Palmas tras la vuelta a los entrenamientos en Barranco Seco. Fue fichaje refuerzo en filiales una vez iniciada la pasada temporada. Y debió esperar a la segunda vuelta para hacer su aparición en Segunda B con Las Palmas Atlético.

 

Es futbolísticamente Dani Sato. El departamento de captación de la UD Las Palmas lo pudo incluir en el proyecto luego de haber pasado por otros clubes: Zafiro, Elche, Málaga y San Sebastián de los Reyes. El primer semestre de 2019-20 no pudo practicar el fútbol a nivel competitivo por unos asuntos administrativos con el Atlético Malagueño, que fue el último club antes de enfudarse la camiseta amarilla.

 

Y su estreno en Las Palmas Atlético fue explosivo con gol en su debut en el filial en Segunda División B en día victorioso sobre el mismísimo Atlético Baleares (2-1).

 

Avaló su venida Gran Canaria su compañero en el filial Alex Domínguez, portero que también está ubicando su ladrillo en el muro de la UD Las Palmas. Sato convenció de manera muy rápida al entrenador del primer filial, Juan Manuel Rodríguez, que le entregó siete oportunidades en la Liga pasada hasta que el coronavirus se introdujo en el camino de todos.

Ha mostrado un fútbol de fuerte carga técnica en los momentos en que actuó en el Anexo. Es futbolista con fácil vocación de ataque y asociativo."No tengo una posición concreta", reflexionó a los lectores sobre sí mismo. "Todas las posiciones del centro del campo las conozco. Pero si tengo que actuar en banda, lo haré. Y si tengo que ponerme los guantes, también. Mi relación con el gol es buena, especialmente en los últimos años. Me alegró mucho llegar y marcar el primer día"

 

Walter Pico, Coloccini, ...

Uno de sus aspectos llamativos en un campo de juego. Es un poco a lo Walter Pico, cuya trayectoria desconocia. Pero como es lógico, "me han colocado en muchas comparaciones. Estoy entre Gonzalo, el de la Isla de las tentaciones, pasando por Coloccini y ahora me han dicho que me parezco a un compañero del año pasado que se llamaba Golobart o así (Gopar). Tengo parecido con mucha gente según me dicen. ¿Walter Pico?. De momento no me han dicho. Pero recuerdo que me han llamado varias cosas los rivales. La verdad es que de siempre he tenido este aspecto, aunque ahora tengo corto el pelo. Ha llamado mucho la atención a tanta gente".

 

Dice no tener un "icono futbolístico en general".  Porque aprendió de un compañero veterano modesto, cuya actitud le vale para seguir la ruta hacia el fútbol profesional: "Si tuviese que poner un ejemplo como futbolista me acuerdo de un compañero de la pasada temporada. Estuvo lesionado con rotura de ligamentos cruzados y menisco, algo que también he sufrido yo. Pero llegaba al vestuario todos los días con una sonrisa y demostraba darlo todo para volver al campo de juego. Cuando volvió a jugar al fútbol se le veía como el más feliz del mundo. Lo pongo como ejemplo de superación ante la adversidad. Se llama Lluch, que con 32 años siguió peleando por lo que más le gusta en la vida: jugar al fútbol. Me cautivó sus ganas de jugar por encima de todo. No se rindió nunca. Fue un ejemplo para mí y para el resto; por eso lo tengo presente"

 

Sin embargo, ya de amarillo no puede sino "sentirme un admirado de Viera y Pedri. Me han encantado".  Todavía hay mucho que descubrir de este joven valor nacido en Elche y captado por Las Palmas. Pepe Mel ya está manos a la obra.