Publicidad
Publicidad

Perfiles

Pau Miguélez, el atacante de La Montaña

Llegó en enero de 2020, jugó seis partidos con el filial y Pepe Mel ahora lo examina entre los sub23 de la pretemporada

  • ENTRE BASTIDORES
  • 12/08/2020 - 11:59
Pau Miguélez, el atacante de La Montaña Paulino Miguélez, el atacante cántabro de Las Palmas Atlético (C. Torres)

Manuel Borrego

 

El cántabro Paulino Miguélez (Noja, 23 de enero de 1999) fue quizá uno de los nombres sorpresas entre los que el presidente de la UD Las Palmas confirmó para realizar la pretemporada con el equipo profesional amarillo.


Paulino llegó a la UD Las Palmas en el mercado invernal, incorporándose al equipo de Segunda División B del club en el segundo tramo de la temporada 2019-20.


Con anterioridad, había ya experimentado la división de bronce con su club promotor, el Racing de Santander, además de Peralada y Sevilla B. Fue compañero en el club de La Montaña de Josemi Castañeda, que ejerció como anfitrión en la isla de su compañero.


De los 79 encuentros oficiales de Pau en la Segunda B, sólo seis corresponden al filial amarillo. Porque la pandemia lo paralizó todo. En 365 actuado todavía no había anotado gol, pero ya dejaba detalles del por qué su fichaje.


En la carrera hacia el equipo profesional, Paulino ha podido adelantar a Juan Fernández, que fuera la primera elección de Pepe Mel la pasada temporada.


Miguelez llegaba al proyecto de la UD Las Palmas luego de haber figurado su nombre en los expedientes de las divisiones inferiores de La Roja, desde la sub16 a la sub18. Y alguna inmersión más en entrenamientos de la sub19.


A su llegada se definió como un jugador con vocación de actuar en la banda izquierda, aunque es diestro.  "Como futbolista destaca por su juego vertical, buen cambio de ritmo y su gran capacidad de asociación con sus compañeros. Pau Miguélez se desenvuelve en cualquier zona del ataque", decía del cántabro en su nota de bienvenida la UD Las Palmas.


En sus partidos a las órdenes de Juan Manuel Rodríguez mostró fortaleza física y descaro para el uno contra uno. Todo el análisis posterior lo paró el coronarivus porque, como el resto de la plantilla del filial, no tuvieron oportunidad de abordar el tramo final de la campaña.


Los captadores de la UD comprendieron que la de Miguélez podría ser una oportunidad con dos años de contrato, porque termina en 2021 y aún con licencia sub23.