Publicidad
Publicidad

Angel López, cuatro años y tres días después

  • ENTRE BASTIDORES
  • 15/07/2020 - 12:59
Angel López, cuatro años y tres días después El renovado cuerpo técnico, con Angel López a la derecha de amarillo. En el centro, Luis Helguera (UDLP)

M.B.


Angel López no tenía intenciones de retirarse del fútbol en 2016. Se veía con gasolina futbolística para seguir, pero el entrenador del momento, Quique Setién, no tenía la misma impresión.


Su desvinculación de la UD Las Palmas, a regañadientes, se produjo el 12 de julio de 2016 a través de una rescisión de contrato porque el defensa internacional grancanario tenía un año más que no cumplió de amarillo. Y, en realidad, en ese momento colgó las botas pese a que llegaron llamadas a su teléfono de distintos puntos para que siguiera en activo.


Cuatro años después, Angel está de regreso en la primera plantilla pero ahora como asistente directo del entrenador Pepe Mel. Tiene una espina clavada, porque es un profesional competitivo y, sobre todo, un amarillo convencido. No le mereció irse a otro destino entonces si no era el que había establecido para su leal tramo final deportivo, epílogo que  decora con un ascenso a Primera y una permanencia al igual que su amigo Juan Carlos Valerón.


Ángel, desde su juventud, mostró una característica propia: su fuerte personalidad. Y ya se le veían perfiles como posible futuro en los banquillos. Ese camino lo quiere transitar.


La alternativa en el terreno profesional le llega de la mano de Pepe Mel, que siempre recordará que Ángel fue la persona que le habló de un chico llamado Pedri. Se lo comentó Angel, pero en el camino una hilera de coordinados ojeadores del club club amarillo y la decisión de Tonono Rodríguez de aceptar su captación para ponerlo en la rampa de salida.


Angel ha vuelto ahora con otras funciones. Pero, seguro, con la misma energía y seriedad que le enseñaron y ahora transmite.