Publicidad
Publicidad

Federico Melián

"Fue una pena no acabar campeones, aunque moralmente lo fuimos"

El cerebro del juvenil de 1970 rememora aquella Copa, hace 50 años, y el intento del Real Madrid para ficharlo

  • AMARILLOS DE SIEMPRE
  • 30/06/2020 - 12:53
"Fue una pena no acabar campeones, aunque moralmente lo fuimos" Federico Melián, en su etapa como jugador y en la actualidad (C. Torres/NR)

Manuel Borrego


"Teníamos un equipazo. Y, además, jugábamos bonito. Hicimos una gran temporada en la Copa de juveniles. La única pena que nos quedó fue no proclamarnos campeones. Aunque moralmente lo fuimos", explica Federico Melián. El ex jugador de la UD Las Palmas era el cerebro de aquel juvenil amarillo que el 28 de junio de 1970 llegó a la final de la Copa, perdida 3-2 frente al Athletic Club de Bilbao.


"La final juvenil disputada en el Nou Camp la jugamos muy bien", rememora para los lectores de Tinta Amarilla. "El partido iba para empate, aunque ya habíamos merecido ponernos por delante en el marcador. No había previsto entonces una prórroga, sino un encuentro de desempate. El horario, además, estaba ajustado porque tras nuestro encuentro se disputaba la gran final entre el Real Madrid y el Valencia. El campo del FC Barcelona estaba casi lleno durante nuestro encuentro".


Sin embargo, "cuando todo parecía que iba a acabar en empate, un zapatazo de un futbolista del Athletic (Rodolfo) tuvo la desgracia de golpear en mi mano y cambiar la trayectoria. Nuestro portero, Arbelo, se fue a un poste y el balón al otro. Intentamos el empate pero no lo conseguimos. Nos quedamos rascaos. Habíamos merecido más. Dos grandes jugadas de Delfín las remataron Carmelín y Eduardo. Estábamos convencidos que, de haber jugado el desempate, íbamos a ganar al Bilbao con claridad. Pero no tuvimos esa oportunidad".


Añade Federico Melián que "era un juvenil que entusiasmaba a los aficionados. Coincidimos en una temporada en la que el San Antonio también estaba para jugar la final del Campeonato amateur. Ellos llenaban el estadio Insular y nosotros también. No coincidíamos. Aunque cuando jugamos contra el Madrid en el Bernabéu, para el pase a la final, la plantilla del San Antonio nos animó desde las gradas. Perdimos 1-0 pero pasamos porque habíamos ganado 3-0 aquí".

Los señores del Madrid preguntan

Aquel día sucedió algo que pudo cambiar la vida deportiva del propio Melián. "Personalmente me salió un buen encuentro, aunque todos estuvimos bien durante el campeonato. Cuando estaba en el vestuario, el presidente de filiales, José Apolinario, me informó que los señores del Real Madrid quieren que te quedes. Pero el club no lo permitió. Eran otros tiempos, no como ahora. El derecho de retención impedía la salida de los jugadores. Y entonces no habían representantes ... No fue la única vez que ocurrió. El Stade de Reims francés jugó un amistoso en la isla y yo participé con Las Palmas. Igualmente se interesaron por mí pero no lo permitió el club. ¿Quién sabe qué habría ocurrido?"


En la memoria de Melián destaca a toda la plantilla del juvenil de 1970, matizando que "teníamos dos buenos porteros. Juan Antonio Pérez era entonces el reserva de aquel equipo, con Arbelo titular. El central Juan Miguel era un defensa impresionante, limpio. Yo lo comparo, salvando distancias, con Tonono. Ese estilo. Ramos era rapidísimo; Antonio -padre de Guayre Betancort- era una pieza importante de nuestro ataque, Delfín tenía mucho peligro, Carmelín era también un jugador destacado, teníamos buenos laterales, ... Era una plantilla muy completa a la que sólo le faltó el título", insiste.

 

Noticias relacionadas