Publicidad
Publicidad

Rubén vs Nino: el western de la Segunda Liga

Los veteranos goleadores de UD y Elche conservan un puñado de logros similares y volverán a reeditar un duelo que vigente desde hace 18 temporadas

  • ENTRE BASTIDORES
  • 25/06/2020 - 19:59
Rubén vs Nino: el western de la Segunda Liga Rubén Castro, el siete de la UD; Nino Martínez, el del Elche (C. Torres / Elche CF)

Manuel Borrego


El encuentro de este sábado en el Estadio de Gran Canaria brindará un duelo singular entre dos de los goleadores más reconocidos de la Liga en Segunda División: Rubén Castro y Nino. Los dos números ‘siete' de la UD Las Palmas y Elche, casi como un clásico de western de veteranos pistoleros.


Rubén Castro llegará al partido a un día de cumplir los 39 años de edad (Las Palmas de Gran Canaria, 27 de junio de 1981), mientras Nino Martínez ya lo hace introducido en los 40 años de edad (10 de junio de 1980).


En el presente campeonato Rubén ha tenido un amplio paréntesis a causa de su lesión. Pero cada gol que va anotando con la UD Las Palmas, va subiendo el listón del goleador más veterano en la historia del club amarillo. Su última diana frente al CD Lugo, situó esa frontera en 38 años y 359 días, alejándose del anterior récord que ostentaba Juan Carlos Valerón.


Pero es que también Nino entró hace unos días en la historia del Elche y de la propia Liga, al convertir su gol frente a la Ponferradina con 40 años y 5 días de edad. Ese tanto no es sólo es el más longevo de los anotados por jugadores del Elche. Es también el tercero más veterano de toda la competición española, aproximándose al récord absoluto del hispano-brasileño Donato.


Rubén ya está en 60 goles con la UD Las Palmas. Nino firma 133 con la camiseta del Elche. Y en total ha marcado en cinco ocasiones en la Liga, todas de Segunda A, en la portería grancanaria. Uno de esos goles, para la victoria ilicitana en el Estadio de Gran Canaria en 2002-03. ¡Hace 17 años!. Y ese día se cruzó también con Rubén Castro, de amarillo. Aunque los duelos entre ambos jugadores comenzaron una temporada antes, con idénticos escudos.

 

Ese es un duelo muy singular de dos jugadores de área, donde se desenvuelven con cuchillo en la mano. Además, por si no fueran pocas las coincidencias, ambos miden igual 1,69. Pequeños, astutos y expertos. El fútbol de los listos.