Publicidad
Publicidad

La UD progresa con una receta de Simeone

Del pánico por la sangría de goles encajados a la posibilidad de batir el mejor registro de la era Mel de 'portería a cero'

  • EL OTRO PARTIDO
  • 21/06/2020 - 11:36
La UD  progresa con una receta de Simeone Iriome, frente a Aythami, en el partido de este sábado frente al Lugo (C. Torres)

Manuel Borrego


La teoría de la construcción de los equipos, de atrás hacia adelante, la está haciendo buena la UD Las Palmas en la vuelta al campeonato. Lo ejecuta en el último tercio de la campaña. El dato es concluyente: de la sangría de goles encajados que tanto preocupó en el mes de marzo se ha pasado a la posibilidad de que se pueda batir el récord defensivo de la era Pepe Mel, tras 50 partidos oficiales en el banquillo.


Ello podría ocurrir este miércoles en el Carlos Belmonte de Albacete. La UD Las Palmas de la pos pandemia está a 23 minutos de igualar el mejor registro de contención de la era Mel: 298 minutos, firmado esta misma temporada. Corresponde a la franja entre el tanto de Acuña (3-2) en el Gran Canaria, precisamente para el Albacete, y el de Fali para el Cádiz en el Carranza. Entre ambos goles, también Las Palmas firmó tres partidos con portería a cero: 0-2 contra la Ponferradina y Lugo, además del 3-0 al Deportivo.

 

"Estamos jugando como equipo a nivel defensivo" subraya el entrenador, satisfecho ahora de que sus jugadores cambiaran la batalla individual por la colectiva. El confinamiento ha hecho pensar mucho a los responsables técnicos del equipo grancanario, con una pizca de justicia en las decisiones de VAR y el acierto de Josep Martínez para rechazar el penalti de Cristian Herrera. Porque de lo contrario, el cero en portería propia no habría sido posible.


Las Palmas se parece más ahora al Atlético de Simeone en cuanto a aprovechamiento de los goles e impedimento de las maniobras adversarias, siendo equipo rocoso, sacrificado y ordenado en cualquier circunstancia del juego. Y la progresión clasificatoria es posible con esta cosecha de siete puntos en tres encuentros, dos de ellos ante aspirantes directos al ascenso.


Las mejores defensiva generan tanta confianza que el propio entrenador ha admitido que sus futbolistas ya quieren saltar al Carlos Belmonte. Se habla menos de la recuperación física o de los viajes. Y hasta Pedri es capaz de desatascar un partido con un brote de genialidad. Se ha podido sacudir la presión después de que por primera vez no fuera titular en el partido desde que arribó al fútbol profesional.


Las Palmas se muestra ahora menos brillante en ataque, pero más eficiente. Le ha tocado a Josep Martínez volver en un momento donde su nombre ha vuelto a crecer en el proyecto. Se le ha visto poco en los partidos, pero hasta ahora todas las decisiones fueron acertadas. Porque también está arropado.


La posibilidad de la permanencia virtual se aproxima. Y ese es un bien que agradece el club, con una implicación muy clara de la práctica mayoría de los futbolistas. Y de seguir así, quizá De la Bella pueda acertar en su pronunciamiento público en pleno estado de alarma. "Podemos hacer algo bonito si somos los mejores en la nueva Liga".


Eso de que el fútbol siempre brinda una nueva puerta también cobra sentido.

 

Noticias relacionadas