Publicidad
Publicidad

Noly Afonso

"¡Qué equipazo el que teníamos en el San Antonio!"

El ex amarillo revive la Copa Aficionados del 70, la encerrona del Puerto de la Cruz y las claves de la derrota en la final contra el Real Madrid

  • AMARILLOS DE SIEMPRE
  • 20/06/2020 - 10:26
"¡Qué equipazo el que teníamos en el San Antonio!" Noy Afonso y, a su derecha, la plantilla de la UD San Antonio 1970 (C. Torres / N.A.)

Manuel Borrego


"¡Qué equipazo el que teníamos en el San Antonio!", suspira Noly Afonso (27 de junio de 1949). "Todavía hoy, después de tantos años, la gente se acuerda de la final de la Copa de España de Aficionados. Y recitan los nombres de todos los jugadores. Es que llenábamos en los partidos el Estadio Insular ..."


Noly, antoñito y amarillo -por este orden-, revive para los lectores de Tinta Amarilla aquel acontecimiento del 20 de junio de 1970, con el subcampeonato logrado frente al Real Madrid. Recuerda algunos episodios y dice que fue clave en el rendimiento del equipo grancanario el viaje a la Península. Porque "llegamos a Alicante a la seis de la mañana, tras vuelo y carretera desde Málaga, y el partido se jugaba por la tarde. El Madrid era un equipo profesional y nos esperaba desde hacía una semana para disputar la final".

 

"La final la jugamos de amarillo, al coincidir con el blanco del Real Madrid", recuerda Noly. "La UD Las Palmas nos cedió los equipajes aquel día".


Así fueron los recuerdos:

 

Nos querían matar en el Peñón

 

"En la fase previa eliminamos al Puerto Cruz. Pero aquel partido acabó en polémica. Porque era la vuelta y había empate a goles (4-4). Sin embargo, las normas clasificaban al que más goles marcara a domicilio, como ocurre ahora. Aquella gente no lo quería entender. Querían seguir jugando cuando el partido estaba terminado. Y se montó un gran alboroto, también en las gradas. Estuvimos encerrados y salimos del campo escoltados por la Guardia Civil. Por fortuna no hubo ningún incidente con agresiones. Aunque sí lo pasó algo mal el periodista Cruz Domínguez, que acompañaba al equipo en estos viajes, porque los aficionados lo llevaron desde el campo a la grada. No pasó de ahí ... pero aquello fue célebre. Era la típica encerrona de aquella época. Incluso el delegado federativo tuvo que salir con nosotros con la escolta policial"

 

Grandes equipos

 

"Fueron eliminatorias algunas complicadas, ante grandes equipos. También superamos la del Betis Aficionado, entonces Triana, por gol en campo contrario con valor doble. El Leganés, Arechavaleta, ... Posteriormente hice amistad con aquellos jugadores que llegaron más tarde a ser profesionales. En la siguiente temporada volvimos a jugar la Copa y esa vez fue el Betis Aficionado quien nos eliminó"

 

La final, condicionada

 

"La clave en la final fue nuestro cansancio en la segunda parte. Ahí se acabó todo. Nuestro viaje nos agotó. Salimos de la isla por la mañana y llegamos a Alicante a la seis de la mañana, tras vuelo y carretera desde Málaga. El partido se jugaba por la tarde. El Madrid era un equipo profesional y nos esperaba desde hacía una semana para disputar la final. Todo eso tuvo una influencia final. Porque creo que fuimos incluso superiores al Madrid en la primera parte. Hubo un disparo de Gopar al poste y ellos se adelantaron. En la segunda mitad, sin embargo, pagamos el esfuerzo del viaje. El cansancio nos pudo, teníamos calambres y físicamente estábamos derrumbados ante un gran equipo, sin duda. Ellos aprovecharon la ocasión para ganar el partido con holgura. Pero nos ha quedado la satisfacción, tantos años después, de haber competido a ese nivel hasta el final"

Del Bosque, clave

 

"Ya era un gran jugador cuando militaba en el Real Madrid Aficionado. Del Bosque era un pelotero tremendo, con mucha calidad. Pero también tenía mala leche en el campo. Por mi posición estaba cerca de la suya aquel día. Aunque mi carrera está muy ligada a la suya, porque debuté en la Unión Deportiva en un partido contra el Castellón. Y ese día también me tocó marcarlo"

"¿Todavía existe el San Antonio?"

"Cuando fue seleccionador coincidí con él en un acto. Se acordaba de la final de 1970. ¿Todavía existe el San Antonio?, me preguntó. Quedó en pie una oferta suya para visitar la sede social en una de sus visitas a Gran Canaria. Se quedó muy interesado en la historia del club. Al fin y al cabo es parte de su propia vida también"

 

El otro éxito de la Copa

 

"Para el San Antonio fue increíble jugar aquellos campeonatos de España de aficionados. El club era modesto, pero muy laborioso. Con las recaudaciones que se hicieron el club pudo comprar su nueva sede social y, más tarde, tuvo la propiedad del Bingo. La Copa dejó algo valioso para la entidad. Los jugadores ganamos cada uno una prima de cuatro mil pesetas (24 euros) por victoria logradas. Eso entonces era un dineral"

 

Y ocho años después

 

"Ocho años después estuve en otra final, de Copa del Rey y frente al FC Barcelona. Con Las Palmas, claro. Para mí es un honor haber disputado estos partidos y haber llegado tan lejos en esas competiciones. La del San Antonio la conservo con mucho cariño. Sus recuerdos ... parece que fue ayer"

 

Noticias relacionadas