Publicidad
Publicidad

Protocolo de la RFEF

No habrá prórroga ni penalties, sí los 5 cambios y 9 suplentes en el banquillo

  • TERCERA
  • 11/06/2020 - 13:09
No habrá prórroga ni penalties, sí los 5 cambios y 9 suplentes en el banquillo Jugadores del Tamaraceite, en el Juan Guedes, preparando la fase de ascenso (C. Torres)

B. P.

 

La RFEF ha confirmado en su protocolo para la fase de ascenso a Segunda B que no habrá prórroga o penalties en las eliminatorias, pasando el mejor clasificado en la Liga regular (por coeficiente de puntos) adelante. Y que se permitirán cinco cambios y nueve jugadores suplentes en los banquillos.


Entre otros asuntos, estos son los más llamativos del protocolo de la excepcional fase de ascenso de 2019-20, en la que participan en el grupo canario Marino y Tamaraceite, en una eliminatoria, mientras Tenisca y San Fernando disputan la otra semifinal:

 


Licencias:

 

Los períodos habilitados para la inscripción de futbolistas se encuentran cerrados hasta el momento en que el órgano competente de la RFEF determine como fecha de finalización de la Temporada 2019/2020 salvo, claro está, que concurran cualesquiera de las excepcionalidades recogidas en el Reglamento General de la RFEF y en la normativa de la FIFA.


Como consecuencia de las circunstancias excepcionales y de fuerza mayor derivadas del Covi- 19 y del régimen previsto en las disposiciones generales tercera y cuarta del Reglamento General, se entenderán prorrogadas tanto las licencias, como en su caso, las cesiones temporales de todos los futbolistas hasta la fecha de disputa, por cada uno de los clubes en los que se integran, del último partido oficial que disputen de la Temporada 2019-2020, salvo comunicación formal y expresa a la RFEF en sentido contrario por parte del jugador, del club, o en su caso, del club cedente antes del 30 de junio. El Club deberá garantizar que dispone de la prórroga del contrato de seguro obligatorio vinculado con la licencia hasta la nueva fecha de vigencia de la misma o, en su caso, acreditar la existencia de un nuevo contrato que cubra dicho periodo.

De conformidad con lo indicado en el párrafo precedente se considerará como fuerza mayor el hecho de que un club, a consecuencia de la gran movilidad que previsiblemente se producirá en las plantillas, circunstancia totalmente imprevisible al principio de la Temporada, no pueda contar con el mínimo exigido de 7 futbolistas inscritos en la plantilla del equipo de la categoría en que militan, tal y como se establece en el artículo 223 del Reglamento General. Por tanto, los partidos en los cuales dicha situación tenga lugar hasta el final de la presente temporada 2019/2020, podrán celebrarse con normalidad sin que sea causa de incomparecencia o alineación indebida, ni por tanto, conlleve efectos disciplinarios.


Sistema de competición:

 

Se disputará una fase final en las 18 sedes que determinen las Federaciones de ámbito autonómico correspondientes, no siendo necesaria la concentración.
Cada fase final constará de 2 eliminatorias, es decir, 3 partidos en total. A la hora de determinar los horarios, se evitarán las altas temperaturas.

En caso de empate. En caso de empate al término del tiempo reglamentario se determinará como vencedor a aquel club que hubiese obtenido mejor puesto clasificatorio en la liga regular, al amparo de las clasificaciones finales determinadas por la Jueza Única de Competición, no disputándose, en ningún caso, ni prórroga ni penaltis.


Cambios. En caso de empate al término del tiempo reglamentario se determinará como vencedor a aquel club que hubiese obtenido mejor puesto clasificatorio en la liga regular, al amparo de las clasificaciones finales determinadas por la Jueza Única de Competición, no disputándose, en ningún caso, ni prórroga ni penaltis. Y también de manera eventual, durante la fase de ascenso a Segunda B el número de jugadores suplentes podrá ser de nueve.


Otras personas autorizadas en el campo.
El banquillo podrá estar ocupado por el entrenador, segundo entrenador, preparador físico, médico, ATS/DUE o fisioterapeuta, el delegado de equipo.

 

El resto de jugadores y miembros del cuerpo técnico deberá ubicarse en la zona de gradería posterior al banquillo con la distancia obligatoria entre ellos.


Pausa de hidratación.
En todos los encuentros que se disputen para la finalización de la competición de la Temporada 2019/2020 se realizará, necesariamente, una pausa de hidratación. Dicha pausa tendrá una duración no superior a 1 minuto para que los jugadores se puedan hidratar.
Asimismo, el árbitro, en interés de los jugadores y por su propia seguridad, en función de la temperatura, la humedad y el grado de insolación, podrá contemplar pausas de refresco (de 1 minuto y medio a 3 minutos) para que pueda descender la temperatura corporal de los jugadores. Las pausas de refresco serán implementadas aproximadamente a los 30 minutos de juego en ambas mitades del partido (es decir, alrededor del minuto 30 y del minuto 75, respectivamente).
El tiempo perdido por las pausas de rehidratación y, en su caso, por las pausas de refresco, se sumará al tiempo añadido al final de cada mitad.

 

Sanciones. Los ciclos de amonestaciones de la fase regular que no hayan devenido en suspensión de partidos impuesta por el órgano disciplinario competente quedarán automáticamente anulados.

 

Las sanciones pendientes de cumplimiento y aquellas de suspensión por partidos que, en su caso, imponga el órgano disciplinario competente se someterá al régimen previsto en el artículo 56 del Código Disciplinario.

 

Por este motivo por ejemplo, el jugador del San Fernando Fuli no podrá disputar la primera semifinal, al arrastrar sanción de la última jornada por acumulación de amonestaciones.

 

Gradas. En el protocolo de la RFEF no está contemplada la presencia de aficionados, aunque al tratarse del mes de julio habrá que esperar a que el Consejo Superior de Deportes atienda a las peticiones de distintas comunidades autónomas que ya reclaman la vuelta parcial de los aficionados. Y además "la presencia de medios de comunicación vendrá determinada por las condiciones 
sanitarias del momento y en cualquier caso estarían sometidos igualmente a acreditación y al cumplimiento de las medidas sanitarias".


La RFEF recoge que, en caso de necesitarse alojamiento para la disputa de los encuentros, "la gestión del mismo correrá a cargo de los clubes. La Federación Territorial, en pro de facilitar cualquier aspecto organizativo a los mismos, pondrá a disposición de estos una relación de hoteles para que los clubes puedan contactar directamente con ellos".