Publicidad
Publicidad

Thomas Pekhart

"Estaré agradecido a Gran Canaria el resto de la vida"

El delantero de moda en Polonia habla de su experiencia y explica el por qué la isla es especial para su familia

  • INTERNACIONAL
  • 10/06/2020 - 11:59
"Estaré agradecido a Gran Canaria el resto de la vida" Pekhart, en octubre pasado, celebrando un gol y el inminente nacimiento de su hija (C. Torres)

B. Pérez

 

Thomas Pekhart es el hombre de moda en Varsovia. Tres goles en dos encuentros con el Legia, tras la reactivación de la Liga, colocan al delantero checo en una cima de popularidad entre los aficionados del equipo polaco. "Al final, nadie se cuestiona cómo se marcó el gol, todos ven el resultado del partido", reflexiona.


Pekhart se incorporó tras el mercado de invierno y, en declaraciones a los medios del club, reconoce que ha vivido incertidumbre cuando la pandemia del Covid19 se desató en Europa.


"Debido problema del coronavirus se pudo complicar mi vida familiar al llegar a Polonia. Fue un momento difícil. Adela y mi hija vinieron (a Varsovia) el día anterior al cierre de las fronteras. De esta manera pudimos pasar el confinamiento juntos" (...) El 7 de marzo, las chicas volaron de Gran Canaria a Praga, y de inmediato el gobierno cerró la frontera. El 12 de marzo advertí a mi mujer que estaba cerrándose el país. Que debía coger el coche de Praga a Varsovia porque, de lo contrario, estarían unos tres meses sin esa posibilidad", manifestó.



Recordó que tuvo otras vivencias peores. Se produjo en su etapa en Israel: "Vivíamos a unos 40 kilómetros de Gaza, por lo que generalmente hacía bastante calor. Sin embargo, recuerdo el momento después del cual me dije: ¡ya es suficiente, tengo que irme!. Un día, los disparos (obuses) lanzados desde Gaza cayeron a unos cinco kilómetros de mi casa".


Entonces el checo reconoció que al llegar a la Unión Deportiva Las Palmas se dio cuenta de la lejanía de las islas porque "pensé que estaría allí pronto" pero en el vuelo se percató de la distancia. "Es la mayor desventaja de vivir allí, pero las islas son hermosas y la vida en genial" (...) En Canarias "vives en un lugar maravilloso, pero después de un tiempo comencé a extrañar la vida urbana. Es difícil permanecer allí para siempre, aunque fue una experiencia agradable. Volveré de vacaciones, seguro. Para trabajar es distinto. Incluso para llegar a la ciudad donde juega el equipo rival tienes que pasar todo el día (viajando). Es la mayor desventaja de jugar en Las Palmas".

 

El agradecimiento


Su mejor recuerdo es que "mi hija es canaria, nació allí. Estaré agradecido a esta isla para el resto de mi vida, por enviarnos una pequeña vida a nuestro hogar". Reconoce que "hace unos años el médico me dijo que prácticamente no tenía posibilidad de tener hijos. Estábamos haciéndonos a la idea y, de repente, sucedió algo sorprendente durante nuestra estancia en Gran Canaria. Esperamos mucho tiempo pero ahora está con nosotros. Sin duda fue nuestro milagro".

 

Fichó por Las Palmas porque "me llamó Manolo Jiménez, con quien había trabajado en el AEK Atenas. Me dijo que quería que yo ayudara a la lucha por el ascenso".


De su etapa matiza que sintió que en la UD "la presión fue enorme, porque el equipo había caído en la Segunda División y tenía un presupuesto realmente enorme. Comenzamos mal la temporada y después de algunas jornadas Jiménez fue cesado. Tras esta decisión, todo cambió para mí. Sin embargo, apretaba los dientes y entrenaba hasta que finalmente tuve la oportunidad de jugar algunos partidos desde el principio".


Su objetivo en la temporada que está a punto de finalizar es seguir marcando goles, estar sano -sin lesiones- y "celebrar títulos" con su nuevo equipo.