Publicidad
Publicidad

Efemérides

Castellano, Pachi y una oleada de platanitos

  • AMARILLOS DE SIEMPRE
  • 17/05/2020 - 07:11
Castellano, Pachi y una oleada de platanitos Pachi Castellano y su padre, Paco Castelano; jugador y entrenador de la UD Las Palmas (N.R.)

M.B.


El 17 de mayo de 1997 se produjo un hecho singular en la historia del equipo profesional la UD Las Palmas. Paco Castellano daba la alternativa a su hijo Pachi, centrocampista procedente del equipo filial. Era partido de la Segunda División y el rival fue el Levante UD, dirigido por José Manuel Esnal Mané.


Nunca antes o después se había producido un hecho así, en una temporada donde la UD Las Palmas había regresado a la Segunda División A, con tres técnicos en el banquillo y una oleada de debuts.


Porque Castellano fue un entrenador que entonces daba paso a los platanitos del filial -como él mismo definía-, en búsqueda de un revulsivo tras la etapa de Angel Cappa. Paco se había hecho cargo del equipo amarillo tras el 0-2 del Valencia en Copa, en el Estadio Insular. Su debut en la Liga se produjo el 2 de febrero de 1997, en Leganés, días antes de la gran hazaña copera en Mestalla, remontando en la tanda de penalties frente al Valencia.


Sergio Hernández (jornada 32, en partido con el Badajoz), Alex Castro y Pachi (jornada 35, frente al Levante), Jero Santana (jornada 36, contra el Eibar) y Angel Sánchez (jornada 38, frente al Toledo) tuvieron la oportunidad de estrenarse en Segunda División bajo el mando de Castellano. Curiosamente todos ellos hoy siguen vinculados al mundo de los banquillos como primeros técnicos (Sánchez y Santana) o asistentes (Hernández, Castro y Pachi).


Aquel día de mayo de 1997, 23 años atrás, Pachi fue titular con Canales, Manuel Pablo, Simionato, Víctor Afonso, Eleder, Walter Pico, Valerón, Paquito, Orlando y el Flecha Arístides Rojas. Alex sustituyó a Pachi en la segunda parte, Turu Flores a Orlando y Socorro a Rojas.

 

Vencieron los amarillos 4-2 con dos goles de Orlando y otros dos de Walter Pico.

 

Eran tiempos difíciles para la apuesta de los canteranos. Las Palmas había retornado a la Liga Profesional tras el cuatrienio en Segunda B pero, con Gerencia Deportiva, demostró año tras año tener prisas por llegar a Primera División. Sin embargo, la semilla de su cantera siempre estuvo latente.

 

 

Noticias relacionadas