Publicidad
Publicidad

Los 10 mejores jugadores en el fútbol moderno

  • VISTO EN LA RED
  • 12/05/2020 - 04:15
Los 10 mejores jugadores en el fútbol moderno Messi, rodeado de Luis Suárez y Neymar, en la etapa azulgrana del MSN (C. Torres)

 

Hace unos días fallecía en Argentina el Trinche Carlovich. Quienes vieron actuar en el césped al denominado crack invisible, entre ellos el mismo Diego Maradona, aseguran que habría marcado una época en el fútbol mundial. Fue considerado entonces el mejor jugador argentino, por encima del Pelusa, ... pero nunca quiso abandonar Rosario y su nombre no figura entre aquellos que pudieran considerarse como eternos del deporte.


El ejemplo de Carlovich vale para colocar en el flexible contexto de la subjetividad cualquier valoración sobre los jugadores que llegaron a esa cumbre de unos pocos. ¿Quiénes fueron los mejores?. Ese sin duda es el debate de mayores dimensiones del balompié, que jamás tendrá un sellado en el entorno de FIFA. Cada etapa se puede identificar uno o varios nombres para localizar a esos futbolistas que fueron determinantes en los proyectos de sus equipos o selecciones. Di Stéfano, Puskas, Pelé, Cruyff, Beckenbauer, ... Maradona.


Porque la consideración de mejores habría que asociarla con el concepto de los más influyentes en los conjuntos en los que actuaron. Es una labor sesuda elegir a esos diez mejores jugadores del fútbol moderno, arrancando desde el epílogo de Diego Maradona en los años noventa. El Pelusa tiene una colección de herederos que en su mayoría, como él mismo, han mostrado sus cualidades en los estadio de la Liga española. Ese es un privilegio, sin duda, para quienes se introduzcan en la tertulia.


En ese grupo en el ranking del fútbol moderno, casi arrancando con el milenio, está sin duda Zinedine Zidane, el elegante galo al que sólo le faltó ser aplaudido por sus propios rivales. Su coordinación física y exquisitez técnica con ambas piernas le hacía brillar entre rodeado de otras estrellas.


Leo Messi sigue creciendo su amplio historial como el mejor futbolista que ha vestido la elástica del FC Barcelona y uno de los más influyentes de la Liga española, algo que no ha logrado con su Argentina natal.


Al Zidane, como entrenador, se le concede el honor de haber logrado la versión más incisiva y exitosa en el Real Madrid de Cristiano Ronaldo. Es el portugués el prototipo de delantero del fútbol moderno: potente, veloz y rematador por tierra, mar y aire.


El podio de los mejores está reservado para ellos, escoltados por un grupo de refinados jugadores cuya relación con el balón está emparejada al arte. Ronaldinho Gaucho, el hombre que sonreía al balón, está en esa consideración. Imprevisible en el juego de ataque, como su compatriota Rivaldo que años antes deslumbró en España como arquitecto futbolístico del Deportivo y FC Barcelona.

 

A ritmo de samba, ambos gozaban también de la precisión del francotirador o del pase imposible. Esas cualidades también las aportó David Beckham, en su caso bañado con aroma del fútbol británico y un sentido más comprometido con la colectividad.


Por momentos, Ronaldo Nazario fue el delantero ideal, el insaciable goleador que generaba pesadillas en todas las defensas rivales. Al igual que Raúl González, un genio brotado de la cantera del Real Madrid y al que se debe un empuje de la gran etapa que vive la selección española.

 

Andrés Iniesta ha pasado a la eternidad no sólo por su fútbol delicado, la visión tan profunda del juego y por el gol que llegó a España a la Roja mundial.

 

Y Del Piero se incorpora a esta decena con una magia admirada en Italia, 19 años ininterrumpidos recibiendo la ovación de una exigente afición como la de la Juve.


Y ya están en camino los siguientes ídolos, nacidos más allá de 2000: Rodrygo, Ansu Fati, Vinicius, Paulinho, Pedri González, ... El debate de los mejores del fútbol moderno seguirá abierto eternamente.