Publicidad
Publicidad

La campaña 2019-20 entra en su semana clave

El fútbol profesional y amateur conocerá se sumergen en la fase 0 de la desescalada en espera de las decisiones finales de sus organizadores

  • NOTICIAS
  • 04/05/2020 - 05:41
La campaña 2019-20 entra en su semana clave Labores de desinfección en Barranco Seco (UDLasPalmas.es)

B. Pérez

 

51 días de inacción física, debates, propuestas y de incertidumbre general dan paso, al fin, a la semana clave. Porque el fútbol profesional y el amateur entra en sus horas decisivas para la definición de la temporada 2019-20. De una parte, los que podrán seguir la competición siguiendo con rigor el protocolo y con una barra de equilibrios. De otra, los que previsiblemente colgarán el letrero de vacaciones hasta ‘nueva orden'.


La UD Las Palmas ya está preparando todo el escenario para la vuelta a los entrenamientos individuales de sus jugadores. Los equipos de la Liga Profesional, tanto en Primera como en Segunda, esperan estar en funcionamiento en esta primera fase antes del viernes próximo con todos los controles propuestos por el documento avalado por el CSD y la Liga Profesional.


La vuelta del balón en partido oficial está prevista para la primera quincena de junio, si el panorama no cambia y con todas las partes de acuerdo en la misma dirección. Porque las dudas expuestas por la AFE son ahora la mayor resistencia.


El baloncesto de la ACB, para los doce equipos pendientes de resolver el título, está en las mismas circunstancias. Podrían viajar de la mano en espera de que la patronal decida dónde se disputa la fase final, con ocho ciudades en espera de la respuesta.


Mientras, el fútbol amateur vive horas de mayor incertidumbre. Es probable que la decisión la tenga sobre la mesa la RFEF entre el 6 y 7 de mayo, con publicación a partir de entonces de esas soluciones.


Por el camino, la decisión de si se juega o no la fase abreviaba del ‘play off' de ascenso a Segunda B y A. O, por el contrario, la decisión de los equipos que logran el billete para la división superior en caso de que finalmente no sea posible reanudar los torneos oficiales.


España entró este lunes en la fase 0 de la denominada desescalada o la nueva normalidad emergente. El manual de instrucciones del gobierno, apoyado en el rigor del protocolo de vuelta de los equipos profesionales, hacen inviable a los clubes no profesionales el seguimiento de ese rigor. Al menos en los términos actuales.


Y el cartel de ‘cerrado hasta septiembre' es el que están a la espera los clubes canarios, porque la Federación de Fútbol isleña y sus territoriales todavía no han dado oficialidad a lo que parece una evidencia.


Y por el camino está la posibilidad de una reforma de las competiciones interinsulares, con la subdivisión de dos grupos provinciales. En Tercera División existe una fuerte resistencia a la idea por parte de un número importante de clubes. Quizá en la División de Honor juvenil la propuesta pueda alcanzar la orilla.


De todo ello se tendrán que pronunciar quienes organizan las competiciones. Los primeros pasos son la vuelta al trabajo físico profesional y la solución de la temporada de Segunda B y sus categorías precedentes. El reloj ha dado su cuenta atrás.