Publicidad
Publicidad

¿Cuál es el mejor partido en la historia de la UD Las Palmas?

  • SABÍAS QUE ...
  • 19/03/2020 - 11:47
¿Cuál es el mejor partido en la historia de la UD Las Palmas? Tonono, Hernández y Germán, durante el encuentro de 1972 frente al Torino; debajo el titular de prensa sobre el histórico triunfo amarillo (Juan Gregorio)

Manuel Borrego

 

¿Cuál ha sido el mejor partido, el más completo en la historia de la UD Las Palmas?. Sin duda abordamos en estas columnas digitales un debate muy abierto, con opiniones que viajan de distinta manera en el tiempo. Porque sin duda los gustos también cambian o son subjetivos. La opinión de quien firma el artículo trata de reflejarla de la manera más objetiva posible, por el conocimiento propio de las temporadas y por testimonios de quienes llegaron a ver a la UD Las Palmas desde sus inicios. Y la vivieron por dentro, incluso.

 

No todos los grandes momentos del equipo amarillo o sus mejores actuaciones, en atención también al potencial de los rivales a los que se midió, pudieron acabar en victoria. Sin duda, el mejor partido de las últimas décadas tiene fecha reciente, el 1 de marzo de 2017, apenas tres años atrás. Porque, por juego y nivel del equipo rival campeón de Europa, fue la oportunidad en la que la UD Las Palmas estuvo más cerca de lograr el triunfo en feudo del Real Madrid. Ese 3-3 quedará en la memoria, porque con los goles de Tana, Jonathan Viera (p) y Boateng Las Palmas estuvo apenas a un minuto de ganar un partido que llegó a estar 1-3. El empate final queda decorado con un fútbol de altísimo nivel, que empezó a perderse precisamente a raíz de aquel día.


Quizá podría estimar ese 3-3 en un podium amarillo, aunque hubo victorias brillantes como local frente al Real Madrid. El 4-0 de Copa del 8 de junio de 1975 tendría un sitio de honor entre los mejores triunfos del equipo, si bien luego se produjo el escandaloso 5-0 en la vuelta, con el ‘visto bueno' del colegiado Sánchez Ríos.


También hay victorias memorables sobre el FC Barcelona y dos de ellas, apasionantes 1-2 en el Nou Camp. Y remontadas magníficas, como la del célebre 4-3 de 1986 sobre el Real Madrid.


E, incluso, el partidazo de las semifinales de Copa en El Molinón, cuando el Sporting ganó 3-2 a los amarillos en 1978 después de un partido de idas y vueltas. Tan inolvidable exhibición de fútbol fue que los aficionados asturianos premiaron a sus futbolistas con una ovación tan sonora como la que dedicaron a la UD Las Palmas. Así lo recuerdan las crónicas.


Habría que distinguir también grandes partidos en Segunda División A y en Segunda B, las otras dos categorías de militancia en casi 71 años de historia. Los días de ascensos, por su trascendencia o contundencia, lo son. Uno de los más completos se produjo casi hace un cuarto de siglo, con el 0-4 de Las Palmas con Pacuco Rosales en el Martínez Valero de Elche. Esa actuación resultó incontestable, digna de un equipo de mayores dimensiones que aquel que estaba saliendo de la Segunda B.


O también momentos parciales de altísimo nivel, como aquel 5-0 en 30 minutos que Las Palmas endosó al Sporting, otra vez en un cruce, en la temporada 1987-88. Narciso, Contreras y Dajka se encargado de envenenar a los asturianos aquella diabólica tarde que acabó 5-2.


 

Pero el encuentro considerado como el más completo y excelso en juego de la UD Las Palmas pudo ser el del 27 de septiembre de 1972 en el Estadio Insular, con la aplastante victoria 4-0 al Torino FC en choque correspondientes a la primera eliminatoria de la Copa de la UEFA.


Esa misma opinión la compartían no sólo protagonistas activos de aquella cita continental, sino periodistas que siguieron los pasos desde sus albores y lo siguieron hasta el fin de sus profesiones como fueron Antonio Lemus y Luis García Jiménez, jefes de deportes de las cabeceras de Editorial Prensa Canaria.


Las Palmas abrumó de tal manera al Torino, equipo que gozaba de una ventaja 2-0 lograda en el Estadio Comunale, que cosechó aquel día un extraordinario 4-0. Llegó titulares de prensa por tan notable gesto, con goles de Adolfo Soto y Germán Dévora. Al descanso ya estaba igualada la eliminatoria y en la segunda parte, los italianos arrojaron la toalla. Y la grada del Insular se rindió a los amarillos, con momento especial para Germán tras anotar en un lanzamiento de falta directa que puso en pie a la audiencia.


La Unión Deportiva Las Palmas (imagen superior) alineó a Betancort, Estévez, Tonono, Castellano, Hernández, Trona, León, Giberto II (relevado por Carmelín), Miguel Ángel, Soto y Germán Dévora.


Pierre Sinibaldi, el técnico corso, dirigía a los grancanarios que también tuvieron en la reserva el portero Cervantes además de Noly y Teodoro Fernández.


El Torino lo hizo con Castellini, Lombardo, Fossati, Mozzini, Zecchini, Agroppi, Ramparti, Ferrini (Madde), Bui (Pulici), Sala y Toschi (autor de los dos tantos en el choque de ida: 2-0).

Gustavo Giagnoni era el técnico de un equipo que dio por sentenciada la eliminatoria antes de pisar tierra canaria.

 

Quizá, como siempre decimos, la crónica del mejor partido del equipo está aún por redactarse. Eso esperamos.