Publicidad
Publicidad

"No se preocupen tanto por Rubén; el gol nunca lo olvida"

El delantero isletero ya tiene un objetivo personal en 2020: Entrar en el top diez de los realizadores históricos de la UD Las Palmas

  • ENTRE BASTIDORES
  • 01/01/2020 - 15:16
"No se preocupen tanto por Rubén; el gol nunca lo olvida" Rubén Castro, controlando su cronómetro mientras se ejercita en Barranco Seco (C. Torres)

Manuel Borrego


"Una de las cosas que lamento de la lesión de Rubén es que no coincidiera con Viera y Pedri a causa de su lesión. Porque de haberlo hecho este año se hinchaba a marcar goles". La frase es de Pepe Mel, uno de los grandes valedores profesionales de Rubén Castro Martín.


Y el técnico tiene sus razones para expresarlo. Porque con tan buenos pasadores y con tan cotizado realizador esa sociedad estaba condenada a muchos dividendos para la UD Las Palmas.


A 1 de enero de 2020 es todavía una incógnita que ese trío se pueda unir en el campeonato de Liga actual. Y a medida que pasan las horas, más difícil todavía porque en el Beijing Gouan esperan deseosos el retorno de Viera.


Rubén tampoco ve la hora de volver a calzarse las botas de goleador. Se aproxima. Mientras sus compañeros se ejercitan con balón, él está en la fase final de su puesta a punto.


Fue el 14 de septiembre cuando por última vez jugó con la UD Las Palmas, frente al Almería. En ese momento su cosecha de goles era tres en la vigente campaña, una cifra muy baja a causa de esa lesión que le ha parado durante tres meses y medio. Y lo que falta, que parece ser poco.


Pero Rubén ya tiene sus propios objetivos personales, al margen de ayudar a la UD Las Palmas. Porque cuando reanude su ritmo de goles en 2020 se aproximará al top 10 de los máximos astilleros históricos del club grancanario. La lista se comienza a recitar con Germán Dévora (119). Y en el décimo puesto está Pepe Juan Suárez (61).


Rubén Castro suma 56 en sus dos etapas de amarillo. Y ya sólo tiene por delante a Eloy Jiménez (58) antes de alcanzar al mayor de los hermanos Suárez.


"¡Gooollll de Rubén Castro. Es que a este chico se le caen los goles de los bolsillos!" relataban los narradores televisivos la pasada temporada, cuando había comenzado la campaña con una decena de goles en la primera vuelta.


"No se preocupen tanto por Rubén", relataba antes de esa cadena su hermano mayor Alex. "Se le olvidarán algunas cosas en la vida; pero el gol, nunca".