Publicidad
Publicidad

Sucedió en 1972

La UD levantó ante el Oviedo el Trofeo Corrección

  • SABÍAS QUE ...
  • 20/11/2019 - 10:35
La UD levantó ante el Oviedo el Trofeo Corrección Tonono levanta el Trofeo Corrección del Deporte del fútbol español, en 1972 (Juan Gregorio)

Manuel Borrego

 

Iba a ser el Real Oviedo testigo en el Estadio Insular de uno de los momentos de reconocimiento nacional a la Unión Deportiva Las Palmas. El 2 de septiembre de 1972 comenzaba en la isla la Liga de Primera División y, antes de la primera patada al balón, el capitán amarillo Tonono Afonso levantaba en el centro del campo el prestigioso Trofeo Corrección en el Deporte. Los aficionados grancanarios celebraron ese instante con una sonada ovación dedicada a sus jugadores.

 


Fue un inicio de Liga distinto a los demás en una etapa donde existía preocupación en el fútbol nacional por la búsqueda de la elegancia, la caballerosidad y el denominado fair play deportivo. En realidad eso nunca ha cambiado, especialmente en el mundo de la formación. La iniciativa de generar incentivos a los clubes para promover el buen gusto en los campos de juego la tuvo el gremio empresarial de Sabadell, su conocida industria, con el aval de la Real Federación Española de Fútbol. Los laneros catalanes instauraron desde 1965 un premio para los equipos del fútbol nacional de Primera División. La clasificación del mismo se establecía en función de la menor puntuación a la mayor, de acuerdo con el número de sanciones federativas recibidas en la temporada no sólo por parte de jugadores, sino técnicos, el propio club, dirigentes, delegados, ...

 


Fue el Atlético de Madrid el primer ganador de ese trofeo Corrección (en la actualidad ya extinguido con este modelo y nombre) y la Unión Deportiva Las Palmas recoge con orgullo en su palmarés dos ediciones consecutivas: En 1972-73 y 1973-74, aunque en realidad los hechos de esas conquistas se producían en las temporadas precedentes. Muchos de los jugadores repitieron en esa plantilla grancanaria que estaba dirigida por el técnico corso Pierre Sinibaldi.

Fecha 1 del campeonato


El partido inaugural del campeonato contra el Real Oviedo tuvo tal singularidad. Los jugadores de la UD posaron con el trofeo, que se fue a la colección de la entidad. Y en el campo, victoria local 2-1 ante un Real Oviedo que volvía ese día a la máxima categoría tras siete temporadas en la Segunda División.

 


Los goles amarillos fueron obras de Germán Dévora, el segundo de ellos de los denominados antológicos con una recorte y disparo sin apelación con la pierna izquierda.

 

Las Palmas alineó a Betancort, Martín Marrero, Paco Castellano, Tonono, Hernández, Carmelín, Justo Gilberto (Trona), Germán, Fernández, Adolfo Soto y Miguel Angel.

 


El partido también tuvo otra característica. Porque se produjo dos debuts: El del extremo isleño Miguel Angel Santana, que había sido meses antes protagonista estelar con los juveniles campeones de Copa de España. Y del argentino Teodoro Fernández, que sería más tarde el autor del célebre gol de Bratislava. Y también fue el primero de los últimos ocho encuentros de Liga profesionales del portero internacional Antonio Betancort, en el año de su despedida.

 

En el Oviedo, grandes jugadores asturianos de la época como Tensi, Uría, Iriarte y Manjarín, autor del tanto azul aquel día.