Publicidad
Publicidad

90-97: El Gran Canaria presume de ataque en Miribilla

Los amarillos, pese a la ausencia de Bourousis, acaban con la racha local de Bilbao

  • CBGC CRÓNICAS
  • 09/11/2019 - 22:04
90-97: El Gran Canaria presume de ataque en Miribilla Beirán deja atrás la defensa bilbaína para penetrar en la zona . (ACB-Photo/A . Arrizabalaga)

Juan Pedro Borrego
Fotos. ACB-Photos/ A. Arrizabalaga

Sin el jefe en la pista -Bourousis acudió a Grecia por el fallecimiento de su padre- el Gran Canaria arrancó una victoria importantísima en Bilbao que dobla el valor de la lograda la semana anterior en Valencia. La mejor versión ofensiva del Gran Canaria logró suplir la notable baja de los de Katsikaris en un encuentro complicadísimo de resolver y en el que los pupilos del técnico griego demostraron tener casta suficiente para superar ambientes notablemente nocivos para sus intereses. Otra vez dos victorias consecutivas de un Herbalife que parece ir de dos en dos también con las derrotas y que ahora tendrá el domingo próximo en casa la posibilidad de lograr ante el Murcia la posibilidad de desequilibrar esa dinámica a favor de las victorias.

 

Y empezó el partido con el Gran Canaria intentando dar la cara ante un Bilbao que usaba como principal arma en contra de los amarillos a un hombre, Andrej Balvin, que otrora se encargaba de defender los intereses del Herbalife. La misión era clara, atacar el ‘talón de Aquiles' de los insulares, el juego interior, debilitado por la ausencia repentina de Ioannis Bourousis. Es cierto que hombres como Costello han mostrado capacidad de tomar la posición con garantís, como lo hizo en la pista del Valencia una semana antes, pero al que el exceso de centímetros de Balvin le pasaba factura en la acumulación de faltas.

 

Superado este inconveniente, y con los amarillos en modo lúcido en defensa, el partido se puso a su favor con ventajas que llegaron a los nueve puntos (25-34), cuando Burjanadze anotaba desde la línea de tirso libres a 6:57 del descanso. Pero en ese momento, el encuentro empezaría a torcerse nuevamente para los de Katsikaris. Las faltas de Costello y el plan B de este encuentro en la pintura, el joven Balcerowski, desprotegían sus posiciones cerca de la canasta.

 

El Bilbao empezaba además a sacar los colmillos con una de sus armas preferidas, el triple, que aunque no el mejor argumento en la noche ante los amarillos, si que le permitía ayudar a la remontada que culminó antes del descanso ante el desconsuelo de los insulares (49-46).

 

Había que saber sufrir, y en eso, el Herbalife está cursando un máster en esta temporada. Con el Retabet apostando por los músculos de Balvin nuevamente, el Granca se vio otra vez en mayor desventaja (51-46) nada más volver de los vestuarios. Y como al relajación no es compatible con la lucha, Katsikaris debió sacar el látigo cuando el Bilbao tomaba aunque fuera una ligera renta de puntos y empezaba a disfrutar más de la cuenta ante su afición.

 

Se iniciaba así una lucha cuerpo a cuerpo en el que el Herbalife no solo tenía que medirse a un rival seguro de si mismo, sino arropado por un ‘Miribilla' entregado a la causa de los "Hombres de negro". En la extrema igualdad, Mumbrú incluso pedía el comodín del público, provocando primero una técnica y luego jaleando a los suyos para que arreciaran las protestas sobre el trío arbitral, un gesto que quizás debería merecer una nueva sanción arbitral al preparador.

 

En el infierno vasco, los amarillos echaban agua con serenidad para adquirir una nueva renta alentadora de nueve puntos, otra vez, a cuatro minutos del final (82-91), en lo que ya estaba siendo la mejor versión ofensiva de la temporada de los de Katsikaris. Y aunque la fiesta insular presagiaba un buen final, el Bilbao se resistía perder su imbatibilidad en casa en la presente temporada ACB, e inspirados por un Balvin monumental hacía que el reto creciera en dificultad a 1:23 del final colocando a tres puntos al Bilbao (90-93). Anotar era un parto en una y otra canasta y Costello, en el bloqueo ciego con Cook, se quedó abierto para un triple que era como una epidural para los de Katsikaris (90-96) a 16 segundos del final, que ya le puso imposible la victoria a su rival.

 

Ficha del partido:
90 Retabet Bilbao (17+32+25+16):
J. Rousselle (6), R. Martínez (8), O. Balvin (16), A. Bouteille (20), A. Kulboka (10) -equipo inicial-, J. Brown (14), S. Rodríguez (3), T. Schreiner, T. Rigo (2), I. Cruz (6), E. Sulejmanovic (2) y B. Lammers (3).

 

97 Herbalife Gran Canaria (24+22+28+23): S. Okoye (5), O. Cook (16), J. Shurna (19), M. Costello (11), D. Harper (6) -equipo inicial-, A. Balcerowski, O. Paulí (4), B. Burjanadze (17), N. Radicevic (5) y J. Beirán (14).

Árbitros: M.Á. Pérez Pérez, J.R. García Ortiz y Roberto Lucas Martínez.

 

Incidencias: Pabellón Bilbao Arena ‘Miribilla". 8ª jornada de la Liga ACB. 8.063 espectadores.