Publicidad
Publicidad

Silla de ruedas

Queja oficial del Econy al no poder entrenar

  • BASKET NOTICIAS
  • 16/10/2019 - 06:49
Queja oficial del Econy al no poder entrenar

El BSR Econy Gran Canaria envía una nota con ruego de publicación en la que indica que se "ve vulnerado su derecho a entrenar a 3 días de que arranque la Liga. El conjunto grancanario no ha podido entrenar en el día de hoy al llevarse la desagradable sorpresa de encontrarse las puertas de acceso a la cancha cerradas con una cadena por orden del jefe de obra del acondicionamiento de los accesos de la Ciudad Deportiva de Las Palmas".

 

Prosigue la exposición del club. "El BSR Econy Gran Canaria, que competirá esta temporada en la máxima categoría del baloncesto nacional en silla de ruedas y en la fase previa de la Champions, que debutan en liga este sábado, se han encontrado con la sorpresa inesperada a su regreso de su stage de pretemporada en Bilbao y Valladolid, que no ha podido entrenar ni en la Ciudad Deportiva ni en la Sala Club del Gran Canaria Arena, siendo avisados hoy mismo de dicha circunstancia por parte de la secretaría de las instalaciones pertenecientes al Cabildo de Gran Canaria.

 

Curiosamente el estado de la cancha es impecable, radicando los problemas en la demora de las obras de acondicionamiento de los accesos al recinto, que ya afectaron negativamente al Econy en la última semana de competición el curso pasado.

 

Lo más grave es el agravio comparativo con el resto de equipos considerados de élite en Gran Canaria, siendo el Econy un equipo de élite del más alto nivel competitivo y un ejemplo de superación que no parece estar siendo tratado por el mismo rasero que el resto de clubes.

Añade valoraciones de Ismael Naïm:

 

"Reivindicamos el respeto que se le debe a un equipo que está portando el nombre de Gran Canaria por toda Europa"

 

"El problema que hemos tenido con las instalaciones de la Ciudad Deportiva de Gran Canaria, se debe a unas obras que en realidad no afectan a la cancha de juego como tal, pero que si lo hacen a los accesos a la pista y a los vestuarios, que se encuentran rodeando la cancha".

 

"Se trata de unas obras que comenzaron en abril del año pasado, cuando todavía faltaba una semana para acabar nuestra competición. Ya en esos momentos no estuvimos nada conformes con esa decisión, ya que no había ningún motivo para no poder retrasarlo una semana para no influir en nuestra competición".

 

"En aquel momento tuvimos que jugar el último partido de liga en el Gran Canaria Arena, dado que no es la cancha en la que estamos acostumbrados a jugar, con la consiguiente ventaja para nuestro rival".

 

"Al parecer las obras durante todo el verano no han avanzado todo lo rápido que deberían haberlo hecho y nos encontramos con la tesitura de tener que empezar la pretemporada nuevamente en la sala club del Gran Canaria Arena el 7 de septiembre".

 

"Nos vimos obligados a ceder entonces porque los accesos no estaban terminados con el consiguiente problema para nuestros jugadores, dado que todos ellos son deportistas con movilidad reducida, con el riesgo que para ellos supone pasar por accesos en ese estado".

 

"El fin de semana pasado nos desplazamos a la península para disputar varios amistosos en Bilbao y Valladolid, con el compromiso por parte de los operarios del Cabildo de que todo estaría preparado para poder entrenar en el día de hoy en nuestra cancha, dado que el sábado debutamos en liga".

 

"Al llegar al pabellón nos encontramos con la sorpresa, a pesar de que los operarios tenían constancia de que iríamos hoy a entrenarnos en la cancha, desde el pasado mes de septiembre, de la llamada por parte de la secretaría de las instalaciones que el jefe de obra les había comunicado que la cancha no estaba operativa".

 

"La cancha está en perfecto estado y son los accesos los que no están terminados, por lo que nosotros recalcamos que hoy teníamos que entrenar allí, porque necesitamos entrenar en nuestra cancha para estar preparados para debutar en liga este sábado, una Liga de División de Honor y no la de un equipo de barrio".

 

"A pesar de todo, nos encontramos con una cadena cerrando el acceso de la puerta que da acceso a la cancha, lo que nos pareció una tomadura de pelo, porque nos quedan 3 días de entrenamiento antes de empezar la liga el sábado y ya hemos perdido uno de esos días".

 

"Reivindicamos el respeto que consideramos que se le debe a un equipo de la máxima categoría que está compitiendo fuera de la isla portando el nombre de Gran Canaria y que como cualquier otro equipo profesional, necesitamos entrenar en nuestra cancha".

 

"Es una situación que estamos seguros que no se va a dar con cualquier otro equipo profesional que compita en la máxima categoría".

 

"Veremos qué pasa mañana, porque al parecer estamos en manos del jefe de obra, que nos ha encadenado las puertas de acceso. Nosotros lo que está claro es que nunca vamos a poner en riesgo la integridad de nuestros jugadores".

 

"Nos hemos encontrado hoy sin posibilidad de entrenar en la Sala Club del Gran Canaria ni en la Ciudad Deportiva de Las Palmas, gracias al Cabildo", culmina.