Publicidad
Publicidad

La RFEF, condenada a pagar por despido improcedente de Gómez Perlado

  • ACTUALIDAD
  • 09/10/2019 - 18:46
La RFEF, condenada a pagar por despido improcedente de Gómez Perlado

Nuestros compañeros de Iusport.com recogen la condena del Juzgado de lo Social número 9 de Madrid contra la Real Federación Española de Fútbol que preside Luis Rubiales. Por despido improcedente tendrá que indemnizar al ex preparador físico y técnico de la RFEF, Juan Carlos Gómez Perlado, con una cifra superior a 400.000 euros.

 

En el acto de conciliación previo al juicio, la RFEF reconoció que el despido es improcedente pero se negó a indemnizar al técnico en función de toda su antigüedad. Sólo admitió, a efectos indemnizatorios, un año de antigüedad. Por consiguiente se pasó al juicio, en el que ambas partes presentaron las alegaciones y pruebas pertinentes, quedando visto para sentencia, que acaba de hacerse pública en sentido favorable al técnico.


El meollo radicaba, pues, en el cómputo del tiempo a efectos indemnizatorios. Según la RFEF es un año mientras que según el demandante el periodo a computar es el de la totalidad del tiempo trabajado, tesis esta última que ha sido estimada por el juez.

Los hechos se remontan al mes de diciembre del año pasado. En dicho mes, Francisco José 'Francis' Hernández fue nombrado como responsable de las categorías inferiores de la RFEF. Francis fue compañero de equipo de Rubiales cuando eran juveniles y también procede de Granada.


Pues bien, una de las primeras decisiones que tomó fue la destitución de Gómez Perlado, quien durante los últimos 15 años había sido preparador físico de las categorías inferiores de la Selección Española, sin queja ni objeción de clase alguna por parte de los diversos seleccionadores que conoció, ni de sus auxiliares.

Gómez Perlado asumió desde el principio la preparación física de la Selección Española sub-21, aunque también trabajó con otras categorías inferiores.

Su destitución, ejecutada por 'Francis' Hernández, se debió -supuestamente- a la "pérdida de confianza". Sin embargo, adujeron desde la RFEF como motivo que había bajado su rendimiento. Por ello decidieron rescindir unilateralmente el contrato de Gómez Perlado.

El pasado 6 de marzo, el Juzgado de lo Social admitió a trámite la demanda por despido improcedente presentada por el expreparador físico de la RFEF.