Publicidad
Publicidad

Conoce a ...

Manu Alemán, un guanche de Telde

Siempre destacó sobre el resto por su físico y, desde los tres años, ya estaba federado. El centrocampista del filial regresa a la UD tras larga experiencia en el exterior y paso por el FC Barcelona

  • PROTAGONISTAS
  • 09/10/2019 - 12:42
Manu Alemán, un guanche de Telde Manu Alemán, sonriente, posa para Tintaamarilla.es este miércoles en el Anexo (C. Torres)

Manuel Borrego

 

Desde muy temprano, los captadores de la UD Telde se dieron cuenta que Manu Alemán tenía algo especial. A los dos años aquel niño ya estaba jugando al fútbol y a los tres añitos de edad era deportista federado.


Es que siempre Manu lucía por su altura y físico, recuerda el teldense nacido el 29 de marzo de 1998. "Destacada sobre el resto de mis compañeros y los entrenadores me utilizaron en todos los puestos. Toda mi vida he sido mediocentro, no obstante, pero en el Barça me reciclaron como defensa central. Así que puedo actuar en esas posiciones".


Este grancanario de 1.93 y notable estampa atlética se alistó en la vigente temporada en Las Palmas Atlético, como debutante en la Segunda División B tras un recorrido amplio de ida de y vuelta. Alemán empezó con el rojo teldense, para luego firmar por Huracán, UD Las Palmas (durante siete temporadas, hasta cadete de primer año), FC Barcelona (un año), Huracán de nuevo, filiales de Almería y Málaga hasta llegar al histórico Real Jaén, con el que jugó en Tercera División. Pero "el club de mis amores es la Unión Deportiva Las Palmas. Desde que se abrió esa posibilidad en el verano no dudé un instante. Sueño con un futuro aquí".


Futuro como el de otros teldenses que llegaron al primer equipo. De la ciudad de los Faycanes, sólo dos: Roque Mesa y Leo Ramírez, ambos centrocampistas como Alemán.


Estas son sus valoraciones para los lectores de Tinta Amarilla:

De pequeño era el más alto

"Sí, sí, ... soy un poquito guanche ... Desde pequeño ya me hicieron sentir que era algo especial. Era más alto que el resto de mis compañeros, tenía mucha fuerza en las piernas. Al balón lo golpeaba fuerte desde que mi padre me puso el primero. Yo notaba también esa diferencia. Mi padre jugó en Tercera con la UD Telde, se llama Antonio. En Telde se le conocía como El Chocolate. Me metió el fútbol en el cuerpo"

El camino hasta la posición final

"De pequeño jugaba en todas las posiciones. Como ya dije, destacada sobre el resto de mis compañeros y los entrenadores me utilizaron en todos los puestos. Cuando llegué a Las Palmas, con Rito, jugaba por la banda en el fútbol siete. Y luego, en el fútbol once, pasé al centro. Toda mi vida he sido mediocentro, no obstante, pero en el Barça me reciclaron como defensa central. Así que puedo actuar en esas posiciones"

Un empeño de Tonono

"Sí, es cierto. Soy una apuesta de Tonono desde hace mucho tiempo. Ya intentó captarme cuando estaba en prebenjamín. Nos tenemos mutuamente un cariño especial. Las Palmas siempre fue el equipo de mi vida. No dudé un instante cuando se dio la posibilidad de volver"

Experiencia en el exterior

"Estuve muchos años fuera. He aprendido mucho. A nivel de juego mi padre me decía que había que poner más garra en el campo. Físicamente siempre estuve destacado en categorías inferiores. Por momentos, el fútbol fue muy fácil para mí. Y quizá eso a la larga pudo ser un hándicap. La garra la he estado adquiriendo. He mejorado mucho y más para competir en una categoría como la Segunda División B, donde estoy debutando esta temporada"

Málaga, Almería, Barcelona, ...

"Esta es una categoría exigente. He entrenado con el Málaga en Primera, también con el Almería en Segunda A. Para un jugador en formación es importante hacerlo. Notas la diferencia, especialmente en el ritmo. Te giras un momento y ya estás rodeado por cuatro rivales. Todo ello me ha servido para comprender mejor las categorías superiores como en la que estamos ahora"

 

"Siempre fui pivote, mediocentro. En el Barça jugué ese año como defensa central. En el Málaga lo hacía en la doble función. Aquí estoy ahora como pivote, pero me adapto a todo. En el Barça coincidí con Aleñá, Dani Olmo -capitán de la sub21-, Carles Pérez, el hermano de Ansu Fati, ... Fue una experiencia bonita"

El filial amarillo, confiado

"Las Palmas Atlético tiene confianza en su labor. Todos los jugadores trabajan a tope, confiados en que podemos conseguir el objetivo de la permanencia. Ahora estamos en buena racha, sacando puntos y con la portería nuestra a cero. Eso es muy importante (...) Los compañeros, todos, estamos con moral en ese apartado defensivo"

Mi fuerte es el disparo

"¿Mi relación con el gol?. De vez en cuando marco y me equivoco. Suelo ir bien de cabeza también. Pero mi especialidad en ataque son los lanzamientos desde el borde del área. Incluso de falta, de vez en cuando"

Thiago Silva

"Mi referente es el brasileño Thiago Silva, del París Saint Germain. De pequeño me llamó la manera en que hacía el fútbol tan sencillo, también su carácter y el juego parecido al mío"

Hablar más, un reto

"Si tuviera que hacer un informe sobre Manu Alemán pondría que es un jugador técnico, que le gusta tener el balón, que le gusta también el juego en corto y en largo. En el juego aéreo va bien. Me falta hablar más en el campo. A veces lo pienso durante el encuentro. No puedo estar callado, tengo que hablar más. Dar órdenes (...) Roque Mesa no está callado nunca. Mi paisano"

Leo es como mi primo

"Leo Ramírez es mi primo. No es primo de sangre, pero llevamos toda la vida juntos de pequeño. Además, somos jugadores similares en algunos aspectos. Siempre estamos juntos, incluso al margen del fútbol. Ahora firmó por dos años en el Cornellá"

Al Estadio, con sacrificio

"El Estadio no lo veo tan lejos. El camino hay que trabajarlo. Con sacrificio se puede conseguir todo. Ver que otros compañeros logran llegar arriba nos anima. Fabio, que juega en mi puesto, es un gran futbolista. Lo conozco de cuando nos enfrentábamos. Es muy listo en el campo, se posesiona bien, no es fuerte pero va con fuerza a todos los balones. Me gusta mucho"

Dos años de amarillo, para empezar

"He firmado dos años por Las Palmas. Mi propósito ahora es ganarme la titularidad en el filial. Tonono sabe cuál es mi compromiso. He venido a trabajar mucho para que se fijen en mí. La competencia en el filial es muy buena en el centro del campo (comenta los nombres de todos los compañeros). Ellos también tuvieron que esperar para ganarse el puesto. Y cuando ese día llegue, el objetivo es consolidarlo convenciendo al entrenador"

 

Noticias relacionadas

  • Publicidad
  • Publicidad
  • Publicidad