Publicidad
Publicidad

Porteros de la cantera, extraños pasajeros

13 guardametas formados o captados en filiales lograron jugar partidos oficiales con la UD Las Palmas; Alvaro Valles aspira a ser el siguiente

  • ENTRE BASTIDORES
  • 08/10/2019 - 14:55
Porteros de la cantera, extraños pasajeros Arriba: Pérez, Betancort, Orlando Quintana, Manolo López; debajo a la izquierda: José Miguel y Chano, lanzándose Raúl Lizoain (C. Torres, N.R. y Mykel)

Manuel Borrego


Podríamos afirmar sin riesgo a equívoco que la UD Las Palmas no ha sido tradicionalmente un club promotor de porteros. Quizá porque la vocación general del futbolista canario no se vuelque en esta posición tan especial o porque el propio club optaba durante muchos momentos de su historia en mirar al exterior para reforzar esta demarcación.


Por ello está viviendo ahora la entidad un momento excepcional, con el arribo a los profesionales de porteros procedentes de su cadena filial. Y, en este caso, poniendo en marcha con agudeza los mecanismos de captación del club.


Josep Martínez es el último de ellos. Y su convocatoria internacional propicia que Alvaro Valles, sevillano él, esté a las puertas de realizar su puesta en escena en la Liga.


En total, trece porteros de distintas etapas partieron al primer equipo de la UD Las Palmas procedente de alguno de sus filiales, con distinta denominación y modelo. Porteros canarios y también captados del exterior, con paso formativo en Las Palmas Atlético. Ellos han sido la apuesta:

 

Antonio Betancort, que alcanzara incluso la categoría de guardameta internacional con el Real Madrid, es el primer jugador que brotó hacia la portería partiendo de aquel primer equipo filial de la entidad: el Unión Atlético. Corría la temporada 1956-57 y ya Las Palmas había tenido otros grandes guardametas en su mayoría canarios pero procedentes de equipos de la fusión o captados de otras entidades. Manolo Montes es el ejemplo gráfico de ese momento.


Hubo que esperar a la década de los setenta, coincidiendo con la aparición de Las Palmas Atlético, para ver aparecer a nuevos porteros de la cantera en el primer equipo. La hilera la inició Juan Antonio Pérez, paciente reserva del intocable Daniel Carnevali, y más tarde Manolo López (1980-81) desató una nueva oleada al ser él un portero internacional en categorías inferiores que marcaba el camino.


Siguieron su estela Carmelo Trujillo (1985-86), Chano Lozano (1987-88), José Miguel Robaina (1988-89), Santiago Lampón (1992-03), Orlando Quintana (2001-02, con la peculiaridad de haber jugado en el equipo entonces vinculado Universidad) y Nauzet Pérez (2002-03).


Con Roberto Santamaría (2006-07) se abrió una nueva modalidad. Era un portero formado en Osasuna pero con paso por Las Palmas Atlético antes de que se le diera la alternativa titular. Siguieron Raúl Lizoain (2010-11), Alex Martín (2012-13, un encuentro) y el más reciente Josep Martínez (2018-19).


Siempre consideramos en este informe a aquellos que llegaron a debutar en un partido oficial, para hay otra nómina de porteros que acudieron a los banquillos aunque sin lograr tener la alternativa.


Alvaro Valles es el siguiente en la lista, con Alex Domínguez posiblemente en la recámara.

 

Noticias relacionadas