Publicidad
Publicidad

David Peralta, el One Club Award del Maspalomas

El capitán sureño suma veinte temporadas con el mismo escudo y tiene un deseo: "Sueño con dejar al equipo donde empecé, en Tercera"

  • GENTE CON DUENDE
  • 07/10/2019 - 19:56
David Peralta, con el pequeño Ibai (Archivo Personal)

Manuel Borrego


Si hubiese un premio similar al que institucionalizó el Athletic Club para aquellos jugadores leales a un escudo, el Once Club Award, y este se destinara a nuestro fútbol regional ese recaería sin duda en David Peralta (11 de mayo de 1985), toda una vida unido al Club Deportivo Maspalomas.


Fue el ex amarillo Mayé el que lo captó procedente del San Fernando en categoría cadete y desde entonces, viajando por las restantes divisiones hasta fútbol senior, el zaguero Peralta conoció toda la historia del club sureño, al que arribó en aquellos últimos momentos como entidad de Segunda B.


La Tercera División, luego Preferente, Primera y de nuevo Preferente son las estaciones de ese tránsito de un futbolista que tiene un deseo personal. "Mi sueño es dejar al Maspalomas donde empecé. En Tercera. Sería la mejor manera de colgar las botas", apunta a los lectores de Tintaamarilla.es.


Lateral derecho, de manera preferencial, defensa central, pivote defensivo y lateral izquierda. Esas son las referencias técnicas del hoy capitán sureño de un Maspalomas que como entidad se ha rehabilitado.


Porque David conoció también en primera persona aquella etapa en la que las deudas pudieron propiciar el final de la entidad. "Fueron momentos muy duros. He de confesar que durante mucho tiempo pensamos en que el club iba a desaparecer. Pero salió adelante por la voluntad de muchas personas. Fui de aquellos futbolistas que se pagaron su licencia, su mutualidad y que pusieron dinero para seguir en competición. Queríamos jugar al fútbol. Hoy sabemos que aquel esfuerzo de todos no cayó en el vacío".

 

Un club saneado, una Tercera camuflada

El Maspalomas a nivel regional aspira a jugar en Tercera División de nuevo, en una Liga Preferente muy dura donde "hay demasiados equipazos. El grupo de Las Palmas es una Tercera camuflada", admite. "Hay muy buenos conjuntos (los enumera empezando por el Arucas). ¿Nosotros?. Todavía estamos descubriéndonos. La temporada pasada teníamos al principio otras perspectivas, porque lideramos la clasificación durante gran parte de la primera vuelta. Aún estamos descubriendo hasta dónde podemos llegar. Pero queremos luchar también por el ascenso".


A nivel institucional, las sensaciones son muy buenas. "Tenemos un juvenil en la División de Honor y otra en Preferente. El club está en una situación ideal, tiene mucho futuro. La entidad está saneada en muchos aspectos", reflexiona.


En esas veinte temporadas, empezando en Tercera con Orlando Baena, Peralta ha conocido a muchos compañeros pero su resistencia es única en el club. "Jugué en todas las posiciones de la defensa, aunque básicamente soy lateral derecho. ¿El gol?. Estoy sorprendido esta misma temporada conmigo porque llevo tres tantos en cinco partidos. Eso no es normal. Quiero firmar una buena campaña pese a que mi primera intención en el verano era retirarme".


Porque tiene nuevos motivos: Ya está en sus brazos el pequeño Ibai Peralta, con seis meses, al que ya lleva a los campos de juego para identificarse con los colores del Maspa. "Aníbal, el técnico, me pidió seguir una temporada más por mi influencia en el vestuario. Adrián Pollo dice que soy el Toti del equipo, que a ver cuándo lo dejo. Creo que todavía tengo algo por hacer y en eso estamos", concluye.