Publicidad

La UD recibe una tarjeta cada 4 faltas

La frase de Mel "para nosotros, amonestaciones; para el rival, advertencias" sigue sin caer en saco roto

  • CENTRAL DE DATOS
  • 07/10/2019 - 08:06
La UD recibe una tarjeta cada 4 faltas La amonestación a De Galarreta, que le obliga a estar ausente frente al Deportivo (La Liga)

M.B.


"Para nosotros, tarjetas; para el rival, advertencias", llegó a decir esta misma temporada Pepe Mel al advertir la aplicación de distintos criterios en las amonestaciones durante el partido frente al Racing de Santander.


Pero esta ha sido una constante en la Liga: jugadores amarillos sorprendidos y reclamando a los colegiados circunstancias del juego. Tenerife, Ponferradina, Lugo, ...


Ahora será De Galarreta el perjudicado porque tras la quinta en el Anxo Carro se perderá la visita del Deportivo de la Coruña.


Y es que los datos en este apartado son elocuentes. La UD Las Palmas es el equipo que más tarjetas amarillas ha recibido en diez jornadas (39), lo que produce una media de 3,9 por encuentro.


Y con sus 166 faltas cometidas la frecuencia de decisiones arbitrales en este aspecto es una tarjeta cada 4,2 faltas cometidas.


Sólo un equipo de los 22 de Segunda empeora este registro, que es el Rayo Vallecano: una tarjeta cada 3,4 faltas. El resto ‘disfruta' de otro criterio arbitral que alcanza situaciones como la del Racing de Santander (cada 8,2 faltas), Numancia (cada 8,8 faltas), Elche (cada 8,6 faltas) y Deportivo (cada 8,0 faltas) como los más significativos.


Tras las diez jornadas, Extremadura, Zaragoza y Numancia son los equipos que menos amarillas han recibido (17), por detrás del Deportivo (16).


En cuanto a expulsiones, Las Palmas sólo tiene en su haber la de Aythami Artiles en La Rosaleda. Oviedo, con 5 expulsados, es el ‘líder' de este tarjetero.


El jugador más amonestado de la categoría no podía ser de otro equipo que de la UD Las Palmas: Mantovani (7).

 

La frase de Pepe Mel nunca cayó en saco roto. Los números podrían respaldarlo de seguir en esta trayectoria.