Publicidad

82-78: El Gran Canaria mejora, pero cae otra vez

Pierde en la pista del Estudiantes tras un nuevo buen comienzo que se vio contrarrestado por un tercer cuarto definitivo para la suerte del partido.

  • CBGC CRÓNICAS
  • 29/09/2019 - 12:42
82-78: El Gran Canaria mejora, pero cae otra vez Harper observa a Palacios intentando controlar el balón. (ACB Photo / Eduardo Candel)

Juan Pedro Borrego
Fotos (ACB Photo / E. Candel)

Mejor, pero no mejores. El Gran Canaria cayó en la pista del Estudiantes y sumó su segunda derrota de la temporada. Como si de un Deja vu se tratara, el partido reeditó el guión del encuentro de apertura de la campaña para los de Katsikaris, con un buen arranque y posterior enredo en su juego, sobre todo interior, para dejar el triunfo en manos madrileñas. Un único mal cuarto, el tercero, en el que los visitantes fueron muy inferiores a su rival, bastó para que el Herbalife tuviera que seguir de vacío en la clasificación (82-78).

Una vez más, buena puesta en escena de los amarillos. Tres triples lanzaban a los de Katsikaris hasta una renta de ocho puntos (6-14 y 8-16). Se repetía entonces la situación del primer encuentro de la competición en Siete Palmas. El Estudiantes, ahora como anfitrión se hacía con el control del partido con una mejor aportación interior, para acercarse en el marcador. La diferencia, en esta oportunidad fue que los madrileños no tomaron la delantera en el luminoso cuando culminaba la primera cuenta atrás del choque y el Granca iba al primer parón programado con una renta escueta de dos puntos (19-21).

Los estudiantiles comprometían el concurso insular con una defensa en zona que se encontró en principio con la suerte de Okoye en el lanzamiento (19-24), pero si que las sensaciones suficientes como para relacionar lo que pasaba en la cancha con lo que se veía en el rectángulo de juego. Los registros de las caras de los insulares así lo reflejaban y la evidencia se mostró cuando el ‘Estu' logró el empate a 27 puntos con triple de Scrubb a 5:58 del descanso y tomar la delantera un minuto más tarde con el mismo jugador como protagonista.

Entraba el partido en una fase de tiras y aflojas en el juego y en la evolución del marcador. Dos nombres tenían una trascendencia notable en el partido; y los dos con antecedentes canarios. Por un lado, en el Granca, la entrada de Fabio Santana fue agradablemente mejor de lo que había sido para el isleño la pasada jornada. Sus combinaciones con Bouroussis y su posibilidad para anotar dieron oxígeno a los de Katsikaris. Mientras, enfrente, Juan Palacios, un pívot colombiano que en las islas no fue valorado en sus inicios en la competición española, hacía difícil la vida a los hombres de interior amarillos.

Así las cosas, el partido estaba tremendamente igualado y aunque la superioridad anotadora era del Herbalife, no se llegaba a más de los cuatro puntos de renta que se reflejó cuando la bocina del Wizink Center mandó a los dos equipos a recuperar fuerzas en los vestuarios.

Tras la vuelta a la pista, las comunicaciones de de los amarillos parecieron quedarse sin cobertura ante la defensa del Movistar. Las pérdidas de posesión e infracciones se sucedían ante la oposición de lo que sucedía en el bando rival, más fluido en sus acciones ofensivas hasta el punto de volver a tomar una vez más la ventaja en el marcador con un parcial 8-0. Katsikaris solicitaba entonces a sus jugadores olvidar sus penas y más juego para afrontar una situación de crisis importante en el que la falta de control del rebote por los insulares era un hándicap importante (49-41).

Tocaba remar a contracorriente. En defensa, el Granca estaba dando demasiadas facilidades y el Estudiantes sí que tomaba la sensación de caminar sobre alfombra roja hacia el triunfo. Había bastado una primera derrota parcial en el encuentro para verse en una situación comprometida hasta tal punto que los locales se escaparon de 10 puntos en el inicio del último cuarto obligando a Katsikaris a solicitar más tensión defensiva a sus jugadores. De esta manera, el Granca llevó a los madrileños a una ruleta de errores que le permitió al Herbalife ver de cerca nuevamente la posibilidad de sumar su primer triunfo en la era del técnico griego (66-65) tras un parcial 0-9.

Empezaba un nuevo partido con cinco minutos en el reloj. Hacían falta artistas con cabeza fría y corazón caliente para resolver el puzle del final de partido. Concedía menos el Estudiantes a los malabaristas amarillos; mientras que al Granca le costaba cerrar el rebote defensivo mientras Brizuela a 1.45 del final lograba un triple balsámico para los locales (73-69) reforzado por otro posterior de Kadji a 45 segundos del final (76-71). Y ante las prisas, los de Katsikaris no tuvieron la respuesta necesaria que les sacara del apuro y de la segunda derrota de la temporada.

Ficha del partido
82 Movistar Estudiantes (19+16+24+23):
V. Arteaga (10), E. Vicedo (5), D. Brizuela (18), P. Pressey, D. Dukan (3) -equipo inicial-, J. Tello Palacios (8), A. Sola, N. Dangubic (11), P. Scrubb (12) y K. Kadji (15).

78 Herbalife Gran Canaria (21+18+17+22): J. Beirán (11), O. Cook (4), J. Shurna (11), M. Costello (19), D. Harper (16) -equipo inicial-, G. Bourousis (5), X. Rabaseda (4), F. Santana (2), B. Burjanadze (3), O. Paulí y S. Okoye (3).

Árbitros: Miguel Ángel Pérez Pérez, Luis Miguel Castillo y Carlos Merino.

Incidencias: 2ª jornada de la Liga ACB. Pabellón WiZink Center. 8.113 espectadores.