Publicidad
Publicidad

Milla agradece a Pedri que lo calmara

  • VENTANA BLANQUIAZUL
  • 11/09/2019 - 18:22

El futbolista del CD Tenerife, Luis Milla, repasó la jugada que derivó en su expulsión directa en el derbi canario, debido a una entrada dura sobre Pedri. El mediocentro blanquiazul reconoce que se equivocó y que toca sacar un aprendizaje de ello. "Debo controlar mi ímpetu. Era consciente de que sería roja. Asumí mi error desde le primer momento y le pedí perdón; luego, en vestuarios, me transmitió tranquilidad viendo que estaba bien. Ya es agua pasada, pero toca aprender de ello". Milla también se vio perjudicado por dejar en inferioridad numérica al equipo. "Rezaba porque defendiésemos el resultado. Me sentía responsable".

 

Prosigue: "Me encuentro más tranquilo después de lo sucedido. He pensado mucho en ello. Toca pasar página y hacer una buena semana de trabajo. Para mi fortuna, solo me ha caído un partido y, en ese sentido, estoy contento. Tengo que centrarme en el partido de Elche" (...) "Desde el momento en que voy al suelo, soy consciente de mi fallo. Entro mal y le hago daño. Le pedí perdón y asumí mi error. Pero en el vestuario, una vez terminó el partido, vi que estaba bien. Me quedé fastidiado porque también dejas a los compañeros e inferioridad numérica, pero lo pelearon hasta el final para sumar un punto. La jugada recuerdo que viene de un recorte, luego Galarreta me toca con el balón y, posteriormente, voy a por el balón y llego tarde. Era consciente de que sería roja desde el primer instante, por lo que lo entendí con total naturalidad y no pude más que resignarme".

 

"Cuando sucede, uno piensa en que no puede permitirse ni repetirse. Encima, había visto una amarilla minutos atrás por protestas. Debo controlar mi ímpetu. Sin embargo, me ha sucedido por primera vez. Ya es agua pasada, pero siempre toca sacar un aprendizaje de los errores individuales", añade. "Hay gente para todo, pero toca ser respetuoso. Quien me conoce bien, sabe que mi entrada no fue con intención de hacer daño. Creo que soy un jugador noble, a quien nunca le había sucedido una circunstancia parecida. Sé que fue una jugada dura donde tuve mala suerte, pero no tengo que justificarme constantemente. Al final del partido vi a Pedri y me transmitió tranquilidad. Estoy feliz porque no le pasase nada".

 

Más en Deporpress.com