Publicidad
Publicidad

Jonathan Morales

"La gente dice que el nuevo Villa es un proyecto para valientes"

  • TERCERA
  • 03/09/2019 - 15:16
Jonathan Morales, entrenador del Villa de Santa Brígida (C. Torres)

Manuel Borrego


Jonathan Morales (22 de octubre de 1984, Las Palmas de Gran Canaria) tiene aspecto de futbolista en activo, aunque abandonó como actor el deporte a los 19 años de edad siendo jugador del Telde B, dirigido en aquella época por Víctor Hernández.


Morales es ahora el nuevo entrenador del Villa de Santa Brígida, un equipo que ha optado por reinventarse en Tercera División con una camada de jóvenes futbolistas ... y técnico. Este pasado domingo, Jonathan Morales debutó en Los Olivos con una victoria como entrenador de la categoría nacional senior. "Ganar a un equipazo como es el Mensajero sabe mejor", comenta a los lectores de Tinta Amarilla. Pero "es una victoria puntual. Y ya les he dicho a los futbolistas que después del Vera no éramos un equipo lleno en dudas ni ahora está todo resuelto. Hay que trabajar mucho durante muchos meses en esta categoría".


La última referencia técnica de Morales es su paso por el Pedro Hidalgo, en Preferente. Juvenil Beneharo Yanes, Jimánar varias etapas, Las Huesas, Vallinámar y Unión Marina también fueron clubes que conocieron su manera de dirigir a equipos de distintas categorías.


Ahora está ante su mayor reto, que ha ido tiñéndose de distintos tonos a medida que avanzó el verano. Morales explica el proceso: "Cuando me llamó Miguel Labrador -director deportivo del Villa- para el banquillo había otro panorama. En principio iban a quedarse unos doce jugadores de la pasada temporada y los refuerzos venían del equipo filial y otros clubes. No había tantas dudas y el club se animaba a pensar en luchar por la parte alta de la clasificación. Pero todo cambió cuando íbamos a empezar los entrenamiento", recuerda. "Y la plantilla había quedado hecha un solar con la salida de muchos jugadores a distintos equipos. Tuvimos que variar el modelo y definir nuevos objetivos", reconoce.


"La gente me dice que el nuevo Villa es un proyecto para valientes. Y en eso estamos. Es evidente que lo importante en el fútbol son los resultados, porque la paciencia no existe en este deporte con independencia de la categoría. Pero se ha ido juntando un equipo interesante, al que quizá le falta una o dos piezas para completar lo que queremos".


Sólo tres futbolistas del pasado año (Ubay, Aday y Santi Domínguez) se quedaron en Los Olivos. "Pero lo mejor que he encontrado en el grupo son las ganas de competir. Muchos de los jugadores del club son debutantes en Tercera o casi debutantes porque apenas habían jugado un par de partidos. Pero tienen muchas ganas de demostrar que son válidos para el equipo o la categoría. Escuchan y tienen ilusión por hacer bien las cosas. Yo les pido siempre que tengan los pies en el suelo. Que cuando perdimos con el Vera en la primera jornada no estaba todo mal, ni ahora que ganamos al Mensajero todo está ya resuelto. Hay que encontrar ese equilibrio para seguir progresando".


Ha encontrado en este periodo una ayuda con la aportación de los veteranos del grupo porque "ayudan a que la unión en el vestuario sea nuestro fuerte. En este camino podemos lograr cosas interesantes. Aunque el objetivo de cada día es la permanencia. Con esa idea hemos salido y ya el fútbol nos dirá hacia dónde vamos".

 

Amoldarse a todos los escenarios

 


Morales también es un entrenador por descubrir. Se define como un amante del "fútbol en el que seamos dominadores. La intención es jugar el mayor tiempo en campo contrario. Y si tenemos que robar, que sea lejos de nuestro campo. Pero en la competición hay que estar preparados para amoldarsea cualquier escenario: defender, contragolpear, saber sufrir en bloque cuando toca, ... Hay que interpretar cada partido".


Comprende también que "el nivel en la parte alta del grupo canario es muy exigente. Hay hasta doce equipos que pueden pelear o van a hacerlo por los puestos de promoción. El mismo Mensajero tiene una gran plantilla; el Tamaraceite mantiene el bloque que estuvo a un minuto de subir; el Gran Tarajal acaba de llegar pisando fuerte. Pero están también el San Fernando, el Tenisca, el Marino y unos cuantos más que van a esta muy juntos en la parte alta de la clasificación. Nosotros sabemos lo que nos espera y trabajamos para ser lo más competitivo posible".

 


El derbi de las Medianías

 


A renglón siguiente del primer triunfo, al Villa le toca el derbi de las Medianías visitando al San Mateo. "Esta primera victoria nos da mucha confianza para afrontar un partido, este viernes, del que ya tengo referencias. El San Mateo propone un fútbol de disputas, de juego aéreo, de correr por las bandas, ... Nos exigirá mucha intensidad. Hemos ganado los primeros puntos, pero nada más. En el partido debemos estar a la altura de nuestro rival para intentar puntuar allí.