Publicidad
Publicidad

El lado chino de Vicente Fuensalida

  • QUÉ FUE DE ...
  • 28/08/2019 - 16:52

B. Pérez

 

En 1994-95 llegó a la UD Las Palmas un prometedor delantero que ya despuntaba en el Decano Recreativo de Huelva. Era Vicente Fuensalida, extremo o atacante puro, de buena calidad técnica y relación con el gol se incorpora a las órdenes de Paco Castellano como refuerzo para la segunda vuelta.


Vicente apenas pudo jugar siete partidos de amarillo porque una aciaga lesión en el campo de Pasarón, en Pontevedra, condicionó su estancia en la isla y también su proyección futbolística. Pasó más tarde por el Gáldar, con Germán Dévora, pero ya no fue el jugador que estaba mostrándose antes del fatídico 12 de marzo de 1995 y aquella entrada en el centro del campo de un defensor gallego.


Tras colgar las botas, Vicente ha estado en varios equipos en funciones de asistencia técnica, con principal recorrido en el mismo Recreativo de Huelva donde ejerció en distintas etapas.


Pero es menos conocido su lado chino, tras pasar por el Córdoba. Su asociación con Sergi Barjuán y Ramón de Quintana lo llevó hasta el fútbol chino, precisamente en el Zhejiang Greetown donde está ejerciendo Tana Domínguez.

Hasta el país asiático viajó como analista de encuentros con Sergi Barjuán quien, desde el pasado 3 de julio, dejó el cargo pero continuaron sus asistentes.


En el otro extremo del Planeta, el ex futbolista de Niebla ha hecho lo mismo que en Canarias: amigos a su paso.