Publicidad
Publicidad

Padrón El Sueco y el 75 aniversario de la Liberación de París

  • GENTE CON DUENDE
  • 26/08/2019 - 16:11

M. B.

 

Coincidiendo con el 75 aniversario de la Liberación de París, el Ministerio de Justicia del Gobierno de España recordó que "España tuvo un papel crucial" en aquella gesta histórica de la Segunda Guerra Mundial. "Los soldados españoles de La Nueve fueron los primeros en entrar en París y su contribución a este hecho histórico fue fundamental".

 

Y así fue. Francia celebra estos días ese hecho tan señalado de la expulsión del ejército de Hitler. Y en ese grupo de libertadores estaba un futbolista nacido en Gran Canaria, que en su época fue célebre por sus actuaciones en el RC Victoria y más tarde, en el fútbol nacional. José Padrón Martín, alias El Sueco, era ese hombre, que antes de huir de España a causa de la Guerra Civil se había convertido en el primer jugador de Canarias internacional absoluto con la Roja (en 1929).


La historia deportiva de Padrón El Sueco ya la hemos desmenuzado en varias oportunidades en Tinta Amarilla, destacando su espíritu pionero en un fútbol emigrante como antes era el de Canarias.


Pero su otra vida se ha conocido menos. Y su participación en la Segunda Guerra Mundial, con un grupo de 146 soldados bajo la bandera de la República española, menos.


La Liberación de París se produjo a las órdenes del general galo Phillipe Leclerc y los integrantes españoles de esa liberación entraron en la capital francesa con vehículos que portaban topónimos del país: Brunete, Madrid, Teruel, Ebro, Santander, Guernica, ...


Entre esos 146 héroes parisinos estaba José Padrón, que había decidido dejar a un lado el fútbol en 1943 en su exilio francés. Cogió las armas y se le ha recordado por su participación en grandes batallas de la II Guerra Mundial, incluso en el desembarco de Normandía con sus camaradas de La Nueve.


Durante décadas, la vida de Padrón El Sueco se convirtió en un misterio al negarse a volver a una España bajo Dictadura de Franco. Su vida se desarrolló en silencio en París hasta que en 2003 el periodista grancanario José Rivero Gómez (qepd) descifró detalles de su etapa militar y posterior al fin de las hostilidades bélicas de 1945. Documentó Rivero que Padrón había fallecido en París el 3 de diciembre de 1966, que estuvo domiciliado en la Calle Copernic de la capital francesa y que era "presumiblemente soltero", según recogió en su óbito un funcionario municipal francés.

 

Su vida

 


En 2016, con motivo del cincuentenario de su fallecimiento, Tintaamarilla publicó este artículo:

 

"El 3 de diciembre de 1966, hace hoy medio siglo, fallecía en París en el más absoluto silencio, José Padrón Martín, quien habría sido durante años ídolo de la afición grancanaria y más tarde el primer mito deportivo isleño a causa de su misteriosa vida tras abandonar España. Sin embargo, el periodista José Rivero Gómez descubrió hace casi una década el episodio final de una leyenda y, en el diario La Provincia, publicó la fecha exacta de su fallecimiento en París y los datos complementarios que descubrieron parte del misterio de Padrón ‘El Sueco'.


Durante décadas, la vida de aquel extraordinario jugador isletero desató decenas de especulaciones. Porque Padrón, díscolo o anárquico, decidió abandonar España en 1934 tras cubrir su primer ciclo profesional, sin duda amenazado por la posibilidad de un conflicto bélico nacional que estallaría apenas dos años después.


Pero Padrón El Sueco (o el zueco porque, según Rivero Gómez, acostumbraba a llevar ese tipo de calzado tan típico en aquellas primeras décadas del siglo XX) había dejado regueros de tinta sobre su excelente fútbol tan insular o las andanzas posteriores en su carrera profesional hasta que se le perdió la pista.


La efemérides del 50 aniversario de su muerte provoca recuerdos de leyenda. Padrón fue uno de los primeros ídolos de multitudes futbolística, apasionada en aquella época pre-UD Las Palmas con jugadores del Real Club Victoria. Él perteneció a esta entidad, que en el verano de 1925 realizó una exitosa gira peninsular para promocionarse. Y en su paso por Cataluña, el RCD Espanyol captó a varios de sus integrantes, con especial atención a Rafael Oramas y Padrón.

 

La afición del Victoria impediría que ambos fueran traspasados en un primer momento, pero Padrón El Sueco y su compañero acabarían siendo integrantes del club periquito, ya entonces con gran potencial en la Ciudad Condal frente al FC Barcelona y otras entidades.


El nombre de José Padrón Martín está registrado en la Liga inaugural española de Primera División (1928-29), con debut en la tercera jornada frente al Europa (24 de febrero de 1929, marcando un gol: 3-1).


También es miembro de la primera plantilla del club catalán que se proclamara campeón de Copa, con victoria 2-1 sobre el Real Madrid en Valencia (2-1), como compañero de Ricardo Zamora.

 

Fue además el primer jugador canario en debutar con la selección absoluta de España, el 17 de marzo de 1929, frente a Portugal (5-0), anotando ese día los dos últimos goles. Y, en consecuencia, también fue el primer jugador de su club Espanyol en marcar un tanto para la Roja.

 

En total, la RFEF le reconoce cinco encuentros oficiales, con 4 victorias y una derrota. Ganó también a Inglaterra (4-3), Checoslovaquia, (1-0) e Italia (2-3), mientras perdió en Praga (2-0), contra los checos.


Tras pasar por el Sevilla y FC Barcelona, viajó a Francia donde culminó su carrera en varios conjuntos. Se le registran tres títulos de Liga, con el Sochaux, Red Star de París y Stade de Reims.


Pero también tuvo una vida paralela al fútbol al colaborar con la resistencia francesa en la Segunda Guerra Mundial. Aseguran que participó en la Brigada Leclerc para la liberación de París, el 25 de agosto de 1944. Y que, como consecuencia de su participación bélica, sufrió importantes heridas.

 

Tras el fútbol, el misterio. Llegaron a la isla decenas de versiones sobre José Padrón Martín hasta el descubrimiento del periodista grancanario Rivero, que aseguró que en su fallecimiento El Sueco no había dejado descendencia. Al menos conocida. Y, además, dejó una frase célebre al parecer mencionada en un encuentro casual con José Samitier, ex jugador y técnico azulgrana, con el que coincidió en París en una ocasión. "Mientras Franco esté en el poder, a España no volveré". Y si no la dijo, sí en cambio sucedió hasta su óbito hace cinco décadas".

 

Hace 75 años, un deportista canario desfilaba con sus compañeros por los Campos Elíseos. Lo hacían con ropaje del Ejército de Estados Unidos, pero con acento español. Padrón El Sueco estuvo allí.