Publicidad
Publicidad

Pedri, el rastro que deja el juvenil de la UD

  • ENTRE BASTIDORES
  • 12/07/2019 - 06:59
Suso Hernández consuela a Pedro González en el final de la pasada Liga del DH juvenil de la UD Las Palmas (C. Torres)

Manuel Borrego


El juvenil de honor de la UD Las Palmas no viene de firmar su mejor temporada a nivel de resultados. No ganar la Liga en Canarias nunca está en los planes del club amarillo, acostumbrado a convertir en rutina el éxito en su cadena filial. Cuando no se produce salta la noticia.


Pero ese equipo y sus hermanos paralelos tienen otra misión más importante: nutrir jugadores en mayor grado de formación posible. Y destapar talentos. El juvenil de la UD sigue su camino de manera ininterrumpida en esa parcela, con independencia de su traspié.


Al teguestero Pedro González, como al resto de compañeros del DH amarillo de 2018-19, le tocó hacer el pasillo al CD Tenerife en la Ciudad Deportiva blanquiazul. Una semana antes lloraba en el Anexo tras el empate sin goles con el Acodetti, que impedía a Las Palmas acercarse a la posibilidad de pelear por el título que se le escapaba de las manos un decenio después.


"Pero de este juvenil llegarán arriba varios jugadores" pronosticó entonces a Tintaamarilla el preparador Suso Hernández.


Además de las llegadas que se puedan producir en los dos filiales con categoría nacional del club grancanario, Pedri es ahora el que deja ese rastro con apenas 16 años y medio.


Tiene la edad con la que Orlando Suárez ya empezaba a soñar con los profesionales, luego de haber sido un referente notable en ese mismo juvenil y estrenarse con Paquito García. El salto hacia el primer equipo desde la categoría previa a la senior es el más difícil. También lo hizo después Omar Fleitas, aún con el récord de juventud del club (16 años, 6 meses y 9 días), con Juan Manuel Rodríguez.


Y ahora aparece un jugador que venía subrayado en los informes del club amarillo, un futbolista al que habrá que seguir porque le han asignado una interesante experiencia para el siguiente paso, que sin ser el más difícil es el que posiblemente llena de esperanza a todos. De las cualidades ofensivas y del atrevimiento de Pedri ya se habla. Es una avanzadilla a la que no se debe eliminar el primer condimento: la paciencia.

 

Y añadimos: apoyarlo con coherencia.