Publicidad
Publicidad

¿Dónde encaja Mauricio Lemos?

  • ENTRE BASTIDORES
  • 07/07/2019 - 06:52
Lemos, con Jonathan Viera, planificando una falta directa en la etapa de Primera División (C. Torres)

Manuel Borrego


Por momentos fue un jugador considerado para una oferta del FC Barcelona que la UD Las Palmas no aceptó porque no era proporcional a las dimensiones futbolísticas que Mauricio Lemos estaba mostrando en su estreno en España.


Para analizar cualquier situación individual que se genere en el club amarillo este verano de preparación a 2019-20 hay que considerar siempre una premisa: cualquier futbolista, en cualquier momento puede cambiar sus planes.


Ese es el verano molto lungo que deja como novedad la inclusión de Lemos en el grupo de jugadores que esta próxima semana pondrá el kilometraje en marcha.


El defensa charrúa no es exclusivamente un defensa central. Vino para demostrar en la UD Las Palmas todos esos considerandos que han llevado a Oscar Washington Tabarez a ubicarle varias veces entre los elegidos para la selección de Uruguay, a la estela de los incombustibles Godín y Jiménez.


Pero Lemos tiene más ubicaciones, advirtiendo que precisamente los puestos teóricos del centro de la defensa amarilla son los más caros de la plantilla por la cantidad de efectivos ya disponibles para Pepe Mel.


El buen pie futbolístico de Lemos, su capacidad para el pase, control y distribución de espacios, además de un físico para admitir el fútbol de choque le permite también ubicaciones más avanzadas. En la UD Las Palmas se le vio en algún momento por delante de la defensa.


Y, además, no se ha de olvidar que Lemos fue el mejor ejecutor de faltas cuando se ganó la presencia titular en Primera División con la elástica grancanaria.


Lemos se fue al Sassuolo a préstamo luego de haber dejado en la UD, tras su traspaso en 2016 desde Rubin Kazán, un total de 62 partidos oficiales, 1.262 minutos en los que anotó cinco goles.


Tiene contrato hasta 2021 y es un valor que no ha progresado por la inacción del Sassuolo a confirmar en sus prestaciones especialmente esta última temporada.


Porque esa es la incógnita, tanto si la UD Las Palmas finalmente decide que el jugador atesore un dorsal entre sus profesionales o venga un club a hacerse con sus servicios.


El Lemos que aplaudió la afición de la UD Las Palmas encaja en cualquier diseño de plantilla. Hoy el uruguayo es un jugador con necesidad de convencer y convencerse. Y eso también es un incentivo.