Publicidad
Publicidad

Pinceladas de la pretemporada

La oleada Josep no ha hecho sino comenzar

  • ENTRE BASTIDORES
  • 21/06/2019 - 10:33
La oleada Josep no ha hecho sino comenzar Josep Martínez, junto a su mentor en filiales Zeljko Cicovic (C. Torres)

Manuel Borrego


Cuando Pepe Mel hizo debutar en la portería de la UD Las Palmas a Josep Martínez comprendía que algo estaba cambiando de manera irremediable. Ni el técnico recién llegado al club podía evitar un día más que el río desembocara en destino.


Desde que llegó a la UD Las Palmas hace dos temporadas procedentes del FC Barcelona, el meta alcireño quitó decenas de incógnitas. Aparecía en filiales, directo a la titularidad en Segunda División B, un portero que levantaba una oleada de informes que avalaban su porvenir apasionante.


Pasaron los partidos en los que se curtió en la dura competición de bronce, no sin acudir a conocer cómo era en los entrenamientos el mundo profesional. Y lo vieron allí Chichizola, Raúl Lizoain, más tarde Raúl Fernández y Nauzet Pérez. Y comprendieron también que el mar no tiene puertas. Veían la inminente llegada de un futbolista que cada día avanza y no deja de sonreír. Su techo sí es una incógnita aún porque, ya se sabe, el portero es como el vino: añejo, mejor.


Llegó a Las Palmas con un contrato de tres años y sus correspondientes cláusulas de mejora para el club y para el jugador. Josep ya era pieza importante cuando saltó a la escena de la Liga Profesional después de varios banquillos, apenas hace siete partidos. Sus actuaciones, con el añadido de haber sido el arquero más joven en disputar con la UD un derbi frente al CD Tenerife, no sólo crecieron sino que convencieron al entorno y al contorno.

 


"Tengo claro que, si soy entrenador, mis porteros la próxima temporada serán Raúl Fernández y Josep Martínez", dijo Pepe Mel antes de renovar. No sin antes también pronosticar en público que "le he dicho al presidente que de aquí a medio plazo Josep podría dejar algo importante en el club" en modo de transferencia.


Seguro por arriba, siempre colocado y con criterio para ordenar, rápido, con mejoras en el juego a ras de suelo, ... Josep encandila por su joven sobriedad. Y se ha convertido ya en una referencia para los que vienen detrás. Pasar por las manos de Juan Manuel Rodríguez para comprender la dureza de las últimas salvaciones del filial le ha ayudado a progresar. Aunque, insistimos, sin alcanzar aún su cota final.


Es Josep el octavo portero con menos edad en convertirse en profesional con la UD Las Palmas. El tiempo y las buenas maneras de Raúl Fernández, hasta su lesión, lo retuvo. Pero la oleada de Josep no ha hecho más que comenzar. La nueva temporada conocerá a un prometedor futbolista que a su espalda ya no tendrá el 30 del aprendiz.

 

Noticias relacionadas