Publicidad
Publicidad

El radar de la Liga 2018-19 (1)

Rubén cubrió el 90,5% de 41 partidos de Liga

El veterano delantero isletero es el jugador más utilizado esa temporada por la UD, con 15 goles y una frecuencia realizadora de 1 tanto cada 223 minutos

  • CENTRAL DE DATOS
  • 10/06/2019 - 10:07

Manuel Borrego


Acabó el campeonato de Liga y en el cómputo global de la estadística de club quedan luces y sombras individuales entre los amarillos. A nivel de grupo, otro cantar.


Pero llama la atención que el primero del ranking de utilización de la campaña es Rubén Castro, que el próximo 27 de junio cumplirá los 38 años de edad. Porque el delantero de la Isleta es el jugador que más partidos jugó y también el que más minutos acumuló con Manolo Jiménez, Paco Herrera y finalmente Pepe Mel.


Dejó de actuar en una de las 42 jornadas del campeonato, precisamente la suspendida con motivo de la visita al Reus Deportivo. Porque los restantes 41 encuentros fueron cubiertos por él, con 28 partidos al completo y una cuota porcentual del 90,5% de los minutos de toda la Liga.


Rubén no tuvo una jornada de inactividad por lesión y apenas se perdió un par de entrenamientos. Otra cosa distinta es analizarlo como un jugador de choque, que abusa del físico en la competición. Porque nunca lo fue y tampoco esta temporada ni en las que se mantenga como profesional.


Rubén acumuló 3.342 en la Liga, por delante del centrocampista Timor (3.084) y Alvaro Lemos (3.011) que completan el podio.

Además, una temporada más de amarillo acaba como máximo realizador (15 tantos), dos de ellos de penalties. Y una frecuencia de anotación alta: un tanto cada 223 minutos en juego. O traducido, un gol cada tres partidos y medio aproximadamente.


Las cifras finales de Rubén son las esperadas para un delantero de su cotización, aunque el número de remates contabilizados (66, con 15 goles y 2 postes) es realmente bajo para un futbolista con tanta presencia en el campo. Castro es un finalizador eterno y su capacidad está en función de los servicios de compañeros.


Ha suplido con su veteranía algunas carencias que, con el tiempo, debe negociar en los terrenos de juego.