Publicidad
Publicidad

Así es el rival del Tamaraceite

La Peña Deportiva: un rodillo ofensivo

El casi centenar de puntos cosechado por la Peña Deportiva certifica su deseo de regresar a Segunda B

  • NOTICIAS
  • 21/05/2019 - 12:11
La celebración de la Peña Deportiva de Santa Eulalia, campeón de Baleares 2019 (Marcelo Sastre /Periódico de Ibiza)

Tomás Sánchez Venzalá (Ibiza)

 

La Peña Deportiva es un equipo configurado para regresar sí o sí a la categoría de bronce, ésa en la que ya había militado la temporada pasada. El equipo del municipio de Santa Eulària, en Ibiza (Santa Eulalia), ha arrasado por completo en el grupo XI de Tercera División. Basta con echar un vistazo a sus números, los cuales asustan.

 

En una competición con 21 equipos y 40 jornadas de por medio, el conjunto entrenado por Raúl Casañ logró casi un centenar de puntos, en concreto 98, en las 40 jornadas del calendario, con un balance de 31 triunfos, cinco empates, cuatro derrotas, 88 goles a favor y 28 en contra.

 

Tras consumarse su descenso a Tercera al término del curso 2017-18, la directiva apostó por dar la alternativa en el banquillo a Raúl Casañ, que había dirigido al juvenil en Liga Nacional. El nuevo míster decidió contar con algunos de los jóvenes pupilos que había liderado, renovó a varias piezas importantes del conjunto de Segunda B como Fran Núñez y Marc de Val, entre otros, y acertó de lleno con los fichajes. Llegaron jugadores como Seral, Pipo, Jaume Vidal, Cristeto, Andrada, Rosa y Cruz, que están rayando a un nivel muy alto.

 

El cuadro santaeulariense suele actuar con un 4-2-3-1. Seral es fijo en la portería. La primera línea suele estar formada, de derecha a izquierda, por Andrada, Borja Navarro, Rosa y Cruz. Marc de Val y Cristeto forman el doble pivote que escuda un ataque temible, integrado por los desequilibrantes Pipo y Fran Núñez, por las bandas; Marc Fraile, en la media punta, y Nacho o Jaume Vidal, en la punta de la lanza.

 

De cara a esta fase de ascenso, la Peña Deportiva se ha reforzado con Ernesto García, que llega para cubrir la baja de larga duración de Crespo. El centro del campo se le había quedado cojo y con su incorporación se refuerza una de las posiciones con menos efectivos. El mallorquín, de 33 años, llega procedente del Gerena, equipo con el que militó en el grupo X de Tercera División. Cuenta con una larga experiencia en dicha categoría e incluso Segunda B tras haber defendido los colores del Atlético Baleares, el Racing de Ferrol, el Ceuta, el Algeciras o el Somozas, entre otros.

 

Una de las principales características del conjunto peñista es su capacidad para variar de estilo. Aunque prefiere tener la posesión y dominar los partidos, su capacidad camaleónica le permite adaptarse con facilidad al juego directo para que Vidal o Nacho descarguen a los jugadores más habilidosos, es decir, Pipo, Fran y Fraile. Por si no fuera bastante, a balón parado suele entrañar bastante peligro gracias al gran golpeo de Cristeto.

Como local, el equipo de Raúl Casañ solamente ha cedido una derrota en toda la temporada. Desde el 30 de septiembre del año pasado, los peñistas no saben lo que es perder. Entonces, cayeron por 1-2 contra el Formentera, que también estuvo el curso anterior en Segunda B y se ha clasificado para esta fase de ascenso.

 

Los canarios tendrán que lidiar con un ‘handicap' particular en el Campo Municipal de Santa Eulària, una instalación de césped artificial que cuenta con capacidad para 2.000 espectadores y un terreno de juego de 100x67 metros.

 

* Tomás Sánchez es jefe de deportes del Periódico de Ibiza