Publicidad
Publicidad

El filial, ante otro domingo de transistores

Antonio Calderón, técnico del Salmantino, avisa que el último partido se jugará con distintos marcadores de los equipos implicados

  • ENTRE BASTIDORES
  • 13/05/2019 - 12:35
La formación que este domingo presentó Las Palmas Atlético frente al Unión Adarve (C. Torres)

Manuel Borrego


47 puntos puede ser la frontera correcta de la salvación o no esta temporada en el grupo I de la Segunda División B. Esa cantidad de méritos de momento es insuficiente para Las Palmas Atlético. La celebración de la victoria frente al Unión Adarve provocó una alegría contenida, porque la combinación de resultados de la jornada liberaba a los amarillos del descenso directo pero aún no del cruce de promoción de permanencia.


Lo más positivo que se puede decir de los jugadores del filial es que dependen de sí mismos en la última jornada. Un punto grancanario ante el Atlético de Madrid B, con independencia de lo que ocurra con el resto, será suficiente para salvar la categoría. Pero si se produce derrota isleña contra los colchoneros, entonces la máquina de calcular posibilidades se pone en marcha.


Porque, en síntesis, Las Palmas Atlético no necesitará ir al cruce del play out si:


* No pierde o empata el Internacional en la recepción al Guijuelo

* No hay empate entre Celta B y Salmantino

 

Estas dos premisas de forma independiente evitarían ese maldito empate múltiple a 47 puntos, que es la única vía para que Las Palmas Atlético tenga que seguir en competición después de la fase regular.


Pero ya han resultado llamativas las valoraciones del técnico del equipo charro, Antonio Calderón, al analizar lo que viene en camino el domingo 19 de mayo: "¿Y ahora qué?", se preguntó tras la victoria de su equipo sobre el Internacional de Madrid. "Nos queda otro partido en Vigo. Con los resultados que se han dado indica que con una derrota podríamos librarnos del play out. Un punto prácticamente nos libera y lógicamente la victoria también (la permanencia)".


Y recordó que la permanencia se jugará en distintos escenarios: "Queríamos tres puntos para depender de nosotros mismos (...) El partido de Vigo se jugará con muchos marcadores. Hay que jugar (el partido contra el Celta B) que tienen que jugar el Internacional con el Guijuelo, el Valladolid con el Deportivo y Las Palmas Atlético en Madrid con el Atlético. Que se están jugando el ser campeón de grupo (...) Va a ser un partido de mucha tensión. El que más tranquilo esté en estos momentos, y no me refiero al Celta y a nosotros, sino a todos los que están abajo".


Tal día como hoy, con la cosecha ya embolsada, es cuando se echa en falta un punto más en la clasificación para el filial amarillo. Tantas decisiones arbitrales adversas y enojos por partidos injustamente perdidos tienen este peaje: Habrá pues domingo de transistores y tensión máxima hasta el pitido final en el Cerro del Espino.


Ni con 47 puntos ya ganados está el trabajo resuelto.

 

  • Publicidad
  • Publicidad
  • Publicidad