Publicidad
Publicidad

73 jugadores de cantera, en el nuevo milenio

La UD de 2018-19, con seis estrenos en los profesionales, ya es una de los más productiva de las dos últimas décadas

  • CENTRAL DE DATOS
  • 13/05/2019 - 19:31
73 jugadores de cantera, en el nuevo milenio Josep, Fortes, Fabio, Jonathan Viera -con la selección-, Vitolo, Guayre y Raúl Lizoain (C. Torres / UD Las Palmas)

Manuel Borrego

 

¿Es la UD Las Palmas un club de cantera como siempre lo fue?. Pregunta para debate. Pero dejamos los datos, que elegimos analizar desde que el fútbol atravesó el nuevo milenio.


73 futbolistas formados en el club (con diversos criterios de constancia o regreso desde otras entidades) realizaron el debut oficial con el equipo profesional amarillo en las dos últimas décadas. Todo comenzó en Primera División con el estreno de Antonio Guayre, Angel López y Rubén Castro en la temporada 2000-01. Desde ahí arranca la hilera de futbolistas que tiene su último número en el tinerfeño Jesús Fortes, debutante este pasado domingo en el Estadio de Gran Canaria.


Pero especialmente productiva es la etapa desde que preside el club Miguel Ángel Ramírez, iniciada en la campaña 2005-06 en pleno proceso concursal. A veces con mayor incidencia y otras en menor grado, hasta 42 jugadores brotados de Las Palmas Atlético hicieron su aparición en las formaciones o partidos del primer equipo del club.


El de 2018-19 es ya una de las campañas con más estrenos del filial. Porque ya han hecho aparición seis: Diego Parras (hasta su cesión), Eric Curbelo, Josep Martínez, Cristian Cedrés, Toni Segura y Jesús Fortes. A la altura de la campaña 2010-11, con Paco Jémez, cuando lo hicieron Aythami Alvarez, Jonathan Viera, Vicente Gómez, Vitolo Machín, Hernán Santana y Tyronne del Pino.


En los años siguientes, hasta el ascenso con Paco Herrera, siguió emitiendo un flujo de jugadores del filial que continuaron con Raúl Lizoain, Roque Mesa, José Artiles, Alejandro Martín, Asdrúbal Padrón, Tana Domínguez, Héctor Figueroa, Leo Ramírez, David Simón, Jesús Valentín y Nili Perdomo. En el caso de Carlos Gutiérrez, por ejemplo, acarició el debut al ser integrante de pleno en la nómina profesional pero no lograr su estreno de amarillo.


El trienio del equipo en Primera División, entre 2015 a 2018, bajó ese tránsito con sólo cinco jugadores: Yeremi Betancort, Erik Expósito, Benito Ramírez, Borja Herrera y Fabio González.


De entre ese grupo de jugadores que brotaron de la fábrica grancanaria, llegaron a la internacionalidad absoluta Antonio Guayre, Angel López, Vitolo Machín y Jonathan Viera, mientras Randy Iyanga lo hizo con la selección de Guinea Ecuatorial.


Decía Pepe Mel que un entrenador podría conformarse con el hecho de que anualmente podría instalar en el equipo profesional a uno o dos jugadores procedentes directos de su cantera. Los números de la UD Las Palmas en estos veinte años, con sus dientes de sierra en la producción, reflejan que puede hacerlo porque la materia prima tiene calidad para ello. Todo comienza por creer en ello. Y proyectar hacia el estadio de Gran Canaria ese duro trabajo que existe en la captación y formación de talentos.