Publicidad
Publicidad

La Liga se moviliza en el caso de la Federación de Las Palmas

  • VISTO EN LA RED
  • 08/05/2019 - 07:52
Rubiales y Suárez (C. Torres)

Según ha publicado El Mundo en su sección de Deportes, "La Liga de Fútbol Profesional (LFP) ha solicitado a la Audiencia Nacional que impute al nuevo vicepresidente primero de Luis Rubiales en la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). El organismo que dirige Javier Tebas, que está personado como acusación particular en el sumario de la denominada Operación Soule, ha pedido formalmente que declare en calidad de investigado Antonio Suárez Santana, al que la Guardia Civil acusa de desvío de fondos federativos".

 

El diario hace un seguimiento al caso y afirma que "la guerra abierta entre Tebas y Rubiales se recrudece con la presentación de este escrito, al que ha tenido acceso este periódico, y que obliga al juez Santiago Pedraz y a la Fiscalía a pronunciarse sobre el nuevo número dos del presidente de la Federación, que sustituyó recientemente a Andreu Subíes, al que la Policía Judicial también atribuye el desvío de fondos del organismo. A diferencia de lo ocurrido con Subíes, que tuvo que dimitir al revelar este periódico la existencia de un informe que le acusa de apropiarse de más de medio millón de euros para construirse una vivienda y un restaurante en la localidad catalana de Cambrils, la RFEF ha cerrado filas en torno a Suárez. Sostiene que ambos casos no son comparables y que, por lo tanto, mantiene su confianza en el directivo canario. No obstante, la posición federativa puede variar si Suárez es llamado a declarar en calidad de investigado.

 

Por su parte, la LFP arguye que se encuentra personada en Soule para combatir la corrupción en el mundo del fútbol y que la petición para que declare Suárez va en ese mismo sentido. Así, su escrito razona que el supuesto desfalco en la Federación Canaria «habría tenido ocasión con el presunto conocimiento, aquiescencia y/o participación de Suárez». Sobre la mesa del juez Pedraz se encuentra, desde hace varias semanas, un informe en el que la Unidad Central Operativa (UCO) sostiene que siendo presidente de la Federación Canaria de Fútbol, Suárez autorizó un supuesto desfalco para beneficiar de forma «premeditada» a uno de sus subordinados, Valentín Sáinz Rozas -ya fallecido- y a su hijo. Estos hechos tuvieron lugar, según precisan los propios investigadores, en 2013, es decir, seis años antes de que Suárez entrara en la directiva de Rubiales".

 

Recuerda el diario de Madrid que "a juicio de la Guardia Civil, cuyo informe reproduce la Liga en su escrito, el vicepresidente primero de la RFEF no sólo «habría sido conocedor» del desvío de fondos hacia su mano derecha en la Federación Canaria para que instalara césped artificial en los campos de las islas, sino que «considera plausible que él mismo hubiera sido destinatario de algún beneficio relacionado con la adjudicación de obras a la sociedad Magein 2012, S.L.». Una entidad que, indica la UCO, fue creada «para beneficiarse de las obras».

 

«Las circunstancias que rodean a determinadas anotaciones asociadas a cantidades de dinero y al nombre de Antonio, hacen plausible la hipótesis de que se refieran al Sr. Suárez Santana y de que, por tanto, él mismo hubiera sido destinatario de algún beneficio relacionado con la adjudicación de obras a Magein 2012, S.L.», abunda la UCO.

 

La entidad presidida por Tebas recuerda que cuenta con legitimidad para acusar a directivos de la RFEF en el caso Soule por desvío de fondos toda vez que «desde la temporada futbolística 2008/2009 ha transferido» al organismo que preside Rubiales «la cantidad de 344.130.682,92 euros, siendo que una buena parte de dichos fondos estaban destinados al fútbol base».

 

En este sentido, abunda la Liga, «los hechos relatados en el informe de investigación de la UCO dan a entender que era una práctica continuada» en la Federación Canaria «dar un uso irregular a parte de los fondos que la Federación Territorial debía destinar al fútbol base».