Publicidad
Publicidad

El último arreón del Villa

Las Palmas C, Tamaraceite, Tenerife B y Santa Úrsula, los rivales en el calendario final satauteño

  • TERCERA
  • 24/04/2019 - 19:20
Israel Quintana, entrenador del Villa de Santa Brígida (C. Torres)

B.P.


Al llegar al último mes de la fase regular de Tercera, el Villa de Santa Brígida está a un punto de la zona de promoción de ascenso. Durante la temporada ha vivido dentro y fuera de ella; hoy a las puertas.


Y el calendario del último arreón satauteño es para llevarse el botín entero o quedarse con las manos vacías. Porque, de manera consecutiva, visita a Las Palmas C y Tamaraceite, recibe al Tenerife B y termina en feudo del Santa Úrsula. Con sus más y sus menos, el equipo de Israel Quintana está ante una prueba de play off, a las puertas del play off.


Pero ahí no acaba el grado de dificultad para el conjunto que trata de repetir su participación en el sector de ascenso a Segunda B. "Estamos preparando el encuentro del Anexo y a día de hoy el equipo tiene catorce jugadores disponibles", informa Quintana.


No es una situación nueva para el cuerpo técnico del Villa, pero sí llamativa ahora que se juegan las cartas finales de la campaña. Ausentes por lesión constan Pablo Alvarez, Fabio, Kevin Padilla y Héctor Umpiérrez. Por sanción para la próxima jornada está Santi Domínguez después de que el Comité de Competición desestimara los recursos presentados por el club grancanario.


"Sé que nuestro calendario es muy difícil", hace cuentas Quintana. Pero "durante la temporada el equipo ha tenido una gran respuesta ante los mejores del grupo. Sin embargo, donde hemos penalizado es la parte baja de la clasificación. Con los cuatro últimos sólo sacamos seis puntos (de 24 posibles). Ahí sí notamos la pérdida".


Es consciente Quintana de la dificultad pero espera que el equipo sea capaz otra vez de sacar la unidad que atesora para ofrecer el rendimiento que les llegue al objetivo. "La competición ahora está muy bonita y abierta hasta el final. Nosotros estamos ahí, optimizando nuestros recursos. El partido contra Las Palmas C es una buena prueba. Y estamos muchos equipos en la pelea, contando con los que vienen fuertes de atrás. Hay encuentros directos. Y a partir de ahora, en esta situación, nos centraremos en nosotros mismos pero también obligados a mirar de reojo lo que haga el resto".