Publicidad
Publicidad

El gesto más bello de un derbi

  • ENTRE BASTIDORES
  • 06/04/2019 - 15:55
Los jugadores de la UD Las Palmas realizan el pasillo de honor a los juveniles del CD Tenerife (Sancosta / Deporpress)

M.B.


Sucedió este sábado en la Ciudad Deportiva del CD Tenerife. Allí los jugadores del División de Honor juvenil de la UD Las Palmas rindieron un homenaje al equipo campeón de la temporada 2018-19. Es el gesto más bello que puede contemplar el fútbol en Canarias: la rivalidad resuelta a través del respeto.


Los futbolistas dirigidos por Suso Hernández acudieron este sábado a la cita final con todo resuelto a favor del Tenerife y, además, el marcador fue completo para los blanquiazules (1-0). Pero la nobleza está por encima de todo y el juvenil de la UD Las Palmas estuvo a la altura del escudo que representan.


Es un acto sencillo y simbólico, sin otro contenido que lo deportivo y lo formativo. La buena educación del visitante presidió en Santa Cruz de Tenerife, como otrora se había visto en sentido inverso en Las Palmas de Gran Canaria. Es el pasillo que abofetea a esos entrenadores o dirigentes que incentivan la visceralidad e, incluso, intentan disfrazar inquinas personales. Pueden creer que tienen su momento de gloria aunque en realidad es una pala de arena que les cae encima. El pasillo es un golpe a esos personajes peligrosos porque se convierten en herramientas que aceleran gestos violentos en una causa tan noble como es la formación.


El juvenil de honor de la UD Las Palmas no les escuchó. Ha hecho lo que debía hacer por todo lo que representa. Y esa imagen, por lo inusual de la misma, también pone en valor la decena de títulos amarillos que le precedieron. Saber ganar y saber perder: no está al alcance de todos.

 

  • Publicidad
  • Publicidad
  • Publicidad