Publicidad
Publicidad

Episodio 15

Subcampeones de Liga con 14 magníficos

El fin de semana del 6 y 7 de abril de 1969 la UD Las Palmas garantizaba su segundo puesto en Primera, por detrás del Real Madrid y tras dejar atrás al FC Barcelona

  • LA EPOCA DORADA
  • 05/04/2019 - 17:40

Manuel Borrego


El penúltimo episodio del serial de la etapa dorada de la UD Las Palmas nos lleva a una de las fechas más importantes en la historia del club amarillo, coincidiendo este sábado con la efeméride de su cincuenta aniversario. El fin de semana del 6 y 7 de abril de 1969 se llegaba a la antepenúltima jornada de la Liga de Primera División y los resultados que se registraron en aquellos partidos alzaban, por primera y única vez en su historia, a la UD Las Palmas al subcampeonato de Liga. Era entonces un logro que tuvo honores de título.


Se produjo por la combinación de dos resultados, toda vez que el Real Madrid había anticipado su alirón con anterioridad. Las Palmas ganaba 3-1 al Málaga en el Estadio Insular (León y Gilberto I -dos-) horas antes de que el FC Barcelona se viera sorprendido en el Nou Camp (Arieta II).


La distancia de 4 puntos a falta de dos partidos era insalvable para los azulgrana, que se vieron resignados a ser terceros en la Liga tras merengues y amarillos. Porque Las Palmas había ganado 1-2 en Barcelona y hubo empate sin goles 0-0 en el Estadio Insular. Cualquier posible empate en la clasificación entre ambos era favorable a los jugadores de Luis Molowny.


El representativo grancanario coronaba aquel día su mejor clasificación con una plantilla que también presentaba otro récord: Molowny sólo alineó en los 30 partidos a 14 de sus jugadores, salvando cualquier adversidad o contratiempo con un bloque que se conoció de carrerilla en el mapa futbolístico español. Esos 14 jugadores fueron Oregui (portero), Martín Marrero, Ernesto Aparicio, José Luis, Paco Castellano, Tonono, Juan Guedes, Justo Gilberto, Niz, Gilberto Rodríguez, Germán Dévora, León, José Juan y Lo. Jugadores como Ulacia, Manolo Martín, Oscar Ramírez, José Angel, Trona, ... esperaban su oportunidad en un bloque que apenas tuvo fisuras y que acabó la competición con 15 victorias, 8 empates y 7 derrotas, anotando 45 goles -uno menos que el equipo campeón-.


El máximo goleador grancanario aquel año fue José Manuel León (11), seguido de Gilberto Rodríguez (8), Niz (7), Justo Gilberto (6) y Germán (4).


Aquel segundo puesto y la aceptación de la UEFA que Las Palmas de Gran Canaria reunía la consideración de ser ciudad Europea de Ferias permitió que el equipo de Luis Molowny sellara su billete para el siguiente episodio: el de su debut internacional. Quedaba por delante un hermoso verano de 1969 y más sueños por cumplir.