Publicidad
Publicidad

Suso Hernández

"Las Palmas sabe ganar y sabe perder; haremos el pasillo"

  • PROTAGONISTAS
  • 02/04/2019 - 15:17
Suso Hernández, entrenador del División de Honor juvenil de la UD Las Palmas (C. Torres)

Manuel Borrego


"Tenemos que estar a la altura de lo que representa un club tan grande como la UD Las Palmas. Sabemos ganar y también sabemos perder", expresa a los lectores de Tintaamarilla.es el técnico del juvenil de División de Honor, Suso Hernández.


El filial amarillo actuará el próximo fin de semana contra el Tenerife en el denominado derbi chico. Pero será un partido sin la trascendencia prevista porque el conjunto blanquiazul es campeón y el amarillo subcampeón del torneo canario. Se han cambiado esta vez los papeles, pero no por ello Hernández y sus jugadores pierden el Norte. "Iremos a jugar el partido. Y, por supuesto, haremos el pasillo de honor. Es una tradición en el fútbol y nosotros, como deportistas y por respeto a nuestro rival, debemos aceptarlo".


Y es que "cuando Las Palmas ganó un título fue objeto también de un pasillo y lo aceptamos. Ahora somos nosotros los que tenemos que aceptar el otro lado del deporte. La derrota es lo más duro, pero también representa el momento donde se aprende más".

La deportividad

Porque es parte del aprendizaje que Suso Hernández transmite a sus jugadores, sin arengas que no sean las cargadas en el ámbito de la deportividad. "Esto es parte del aprendizaje. Un jugador de la UD Las Palmas debe saber ganar y también debe saber perder. Cuando no llega la victoria hay que levantarse más fuerte".


La semana del derbi ya ha comenzado. Y Suso ha observado que sus jugadores se vienen de nuevo arriba. Comprende que "el Tenerife ha sido campeón por una labor que está desarrollando desde hace dos temporadas con Cristo Marrero. Ha cambiado cosas y ya el año pasado fue el mejor segundo de todas las ligas juveniles de España. El título de Canarias se resolvió la pasada temporada en la última jornada y ahora, en la penúltima. Ha sido una competición dura donde cada uno hemos competido soportando nuestras propias presiones".


Reconoce Hernández que su plantilla tenía la esperanza de llegar a la última jornada con opciones y dependiendo de sí misma. "Pero no pudo ser. Si bien comento que el Tenerife tiene una labor continuada, también es verdad que el juvenil de la UD Las Palmas está en un momento en que tiene margen de mejora. De hecho, del juvenil campeón de la pasada temporada estaban en plantilla Gabri y Brayan. Y de este equipo que aún sigue en competición, un tercio de estos jóvenes futbolistas estarán en el División de Honor de la próxima temporada. Y lo harán con lecciones aprendidas. Yo tengo mucha esperanza en que estos jugadores puedan llegar lejos en el fútbol profesional. Les he dicho tras el partido", añade, "que para que nos hagan el pasillo la próxima temporada hay que lograr entonces en la competición el título. Eso está en sus manos".


"La derrota no es gratificante, es el momento duro del deporte", reflexiona el entrenador. "En mis valoraciones de la temporada he de decir que nuestro juvenil se hizo más fuerte en la competición en el momento en que perdió el primer puesto. A partir de entonces, jugando con mucha presión, compitió muy bien. Y no hemos llegado con opciones a la última jornada por un gol. Esa es la diferencia real que ahora mismo no nos permite revalidar el título. Pero en este tiempo las mejoras sí las he apreciado como técnico".

Jugar como visitante

En su intervención en el Anexo tras el 0-0 con el Acodetti, Suso Hernández dijo a sus futbolistas que no habían recibido todo el apoyo esperado durante la temporada. Matiza este punto. "Durante la Liga hemos jugado en campos como el del Unión Marítima u Ofra donde había mucho público, apretando lo suyo para cualquier decisión arbitral o simplemente animando a sus jugadores. Durante el año, en el Anexo hubo pocos aficionados. Casi siempre los fieles. Y por ello les recordé a los jugadores que merecía la pena agradecer a esas personas que estuvieron allí".


Sin embargo, "lo que algunos de nuestros futbolistas no entendían era cómo Las Palmas se jugaba en el Anexo la posibilidad de pelear por un título y parecía que estaban en campo contrario. Eso también hay que respetarlo. Los aficionados tienen derecho a animar a los jugadores o equipos que estimen, aunque sea difícil para un futbolista joven entender que en casa se hiciera notar más al público visitante".


La Liga juvenil está despachada. El deseo de Gol TV, al pedir a los clubes la retransmisión del partido, no guardará proporcionalidad con la audiencia que habría suscitado un partido por el título. Habrá pasillo y, tras él, un partido derbi en el que no se regalará ni los buenos días. Como siempre.

 

  • Publicidad
  • Publicidad
  • Publicidad