Publicidad
Publicidad

Opinión

Un campeón tras 98 días polémicos

  • TOQUE POR DENTRO
  • 25/03/2019 - 17:56
Alvaro Déniz y Medianito IV, puntales de Estrella y Agüimes respectivamente

Manuel Borrego


Un hecho insólito, el fin de un órdago interno en la lucha canaria. Salvo sorpresa de última hora, Gran Canaria conocerá al campeón de su Liga que patrocina el Cabildo Insular este próximo viernes, en Vecindario. Los dos equipos que ganaron el billete en un minitorneo de cuatro componentes estarán en la arena 98 días después de la fecha inicial.


Estrella y Agüimes, con sus principales puntales Alvaro Déniz y Medianito IV, se medirán por un trofeo que ha tenido una controversia amplia por la intervención de la Federación Regional de lucha canaria.


El daño a la lucha en Gran Canaria ya está hecho. Porque el aroma que aquella final en caliente pudo tener lo ha eclipsado una polémica durísima que puso a un paso del abismo no sólo a un ejemplar deportista como Ricardo Rodríguez, Medianito IV, sino al propio Agüimes que tuvo planteamiento interno de retirada de las competiciones, empezando por la propia participación en la Liga Regional.


Las batallas intestinas de la lucha canaria han podido más que el sentido común. Es un deporte herido en Gran Canaria donde en cuatro años ha pasado de tener una Liga reluciente con una decena de equipos en Primera categoría a ofrecer ahora una presencia mínima de competidores, casi de manera testimonial. Aunque los augurios de la próxima temporada avanzan la posible desaparición de este campeonato por el que tanto trabajaron los dirigentes de la etapa de Norberto González Mencara en la presidencia insular. Y por el impulso de Juan Espino Dieppa, el Trota, que entonces fue la primera apuesta mediática de la competición.


Pero 98 días después de la fecha inaugural, salvo sorpresa (insistimos), Gran Canaria volverá a tener un nuevo campeón. La única decisión federativa coherente en este delicado asunto la ha proporcionado la Federación Insular, aplazando en dos ocasiones la final para no perjudicar a ninguno de los equipos implicados. Primero, el 21 de diciembre; más tarde, el 18 de enero. Y finalmente, cuando ya el Comité Canario de Disciplina Deportiva ordenó todo el desbarajuste ocasionado por un presunto Mundial organizado con una hilera de imperfecciones, será el viernes 29 de diciembre cuando los equipos que se ganaron su billete en la arena acudan a coger el calzón rival para la lucha final.


Durante la semana se hablará de las condiciones de cada equipo. Que el Estrella defiende título y que los hermanos Alvaro e Ismael Déniz podrían celebrar juntos esta vez lo que no pudieron hacer en el precedente. Se hablará de Medianito, ya recuperado de su lesión y con muchas ganas de demostrar por qué ha sido uno de los grandes protagonistas de los terreros grancanarios en el último lustro.


Se hablará por fin de lucha canaria, aunque algunos insistan en lo contrario. Desviando la atención no lograrán disimular su fracaso.