Publicidad
Publicidad

La UD se queda sin alas para Los Cármenes

  • EL OTRO PARTIDO
  • 18/03/2019 - 16:51
El gesto inconforme de Pepe Mel, frente al Mallorca (C. Torres)

B.P.

 

Pepe Mel tiene que reinventar a la UD Las Palmas de cara al siguiente encuentro. No le queda tiempo al entrenador para retorcerse en las heridas de la justa derrota frente al Mallorca.


Porque, además del golpe anímico, ha de valorar el cambio de diseño del once amarillo al menos en cuanto a modelo para sus ofensivas. Y es que de un plumazo ha perdido a los teóricos jugadores con velocidad, las alas que mencionó en su presentación, para poder jugar por las bandas.


Lemos y Fidel están sancionados, mientras Blum acabó lesionado "y nos dejó con uno menos" en los minutos en que actuó frente al Mallorca. El germano está detallando el alcance de su dolencia.


Y si en alguna ocasión se planteó jugar por las bandas con Rafa Mir o Sergio Araujo, tampoco los tendrá en el partido frente al Granada por los motivos ya conocidos: selección sub'21 y lesión.


La dificultad es mayor para el trabajo del técnico, que llegó con una idea hace quince días pero el panorama ha cambiado de manera importante en apenas dos jornadas. De alguna manera todas las ausencias son significadas en la misión de atacar.


El entrenador tiene trabajo en abundancia que resolver en pocas jornadas, porque la Liga no para. Sin esa amplitud en el campo quizá el esquema de partida en su etapa tendrá que variarse también.


Este lunes el equipo realizó su primera sesión de trabajo con la incorporación del extremo del filial Cristian Cedrés, perteneciente a la plantilla de Las Palmas Atlético.


La semana será intensa y llena de interrogantes.