Publicidad
Publicidad

Martínez impulsa a Balcerowski, como en su día a Tavares

  • CBGC CAMPO ATRÁS
  • 15/03/2019 - 20:44
Balcerowski se hace grande bajo tablero defensivo, en el partido ante Darussafaka (C. Torres)

B. Pérez


Las circunstancias son distintas, tanto para el Gran Canaria como a nivel individual. Pero del partido ante el Darussafaka un nombre propio emerge en una ensalada de esperanza: Aleksander Balcerowski. Y el recuerdo de la labor promocional del nuevo entrenador de los isleños.


Con apenas 19 años (nació el 19 de noviembre de 2000) el pívot polaco fue señalado por su técnico, Pedro Martínez, de una forma muy clara. "Se lo está ganando; es muy grande y lo vemos muy claro. Si sigue así lo vamos a ver mucho" durante el resto de la temporada.


En la campaña 2012-13 el propio puso mucho interés en sacar adelante a otro jugador enorme que es hoy uno de los referentes de la Liga española y de la Euroliga: Edy Tavares. Entonces, el jugador caboverdiano estaba en la fase terminal de su formación, al arribar al baloncesto con 17 años de edad. Martínez se empeñó en sacar tajada a sus posibilidades físicas, en enero de 2013 le hizo debutar en la Liga y todo lo demás ya es parte de una historia no terminada.


La confianza que tuvo en Tavares guarda similitud a lo expresado ahora con el polaco Balcerowski. Aunque los primeros números dejados por el debutante en Euroliga son más contundentes que los de aquél: 21 minutos en pista, titular, 7 puntos, un triple, dos rebotes, una recuperación y 7 puntos de valoración personal. Tavares tenía entonces misiones especiales en momentos de los partidos.


La frase "lo van a ver mucho" está en el aire, porque es evidente que a Balcerowski le faltan kilómetros de rodaje pero no ganas. Pero tiene la ventaja de un entrenador con ideas claras al que sus apuestas jóvenes le suelen salir airosas. Todo estará en función del resultado porque si el equipo gana todo lo demás se enfoca desde el optimismo.


Juventud, 2.15 y correctos fundamentos técnicos. Los ingredientes están, pero no deben incorporarse a ellos el de la responsabilidad porque "está para ayudar", sentencia el entrenador.