Publicidad
Publicidad

El grancanario Diego López, primer español en nadar en la Antártida

Acabó tercero en la prueba extrema de un kilómetro helado, con aguas por debajo de cero grados centígrados

  • GENTE CON DUENDE
  • 14/03/2019 - 19:19

B. Pérez

 

El grancanario Diego López Domínguez se ha convertido en fecha reciente en el primer español en nadar en las frías aguas de la Antártida. Nos relata desde su ubicación actual, en Estados Unidos, que "la competición consistía en 14 nadadores cubriendo un "kilómetro helado extremo", en aguas a -1.4 centígrados y vientos de más de 20 nudos, además de gran cantidad de nieve durante todo el trayecto".


El conocido deportista isleño acabó tercero en una prueba que tuvo sus peculiaridades: "Las zodiacs de la organización de esta prueba nos llevaron a 1.000 metros del barco, y ahí nos tiramos en paralelo para nadar de vuelta al barco. Los 14 conseguimos acabarla. Yo quedé tercero, tras el búlgaro cuatro veces olímpico Petar Stoychev y la argentina campeona del mundo de aguas heladas Victoria Mori, con un tiempo de 12 minutos, 40 segundos. Soy así la vigésima persona y el primer español en nadar en la Antártida".

López está orgulloso de este singular logro, que está al alcance de unos pocos: "Con este nado además me convertí en la primera persona de la historia en nadar una travesía de reconocida dificultad en los sietes continentes: Canal de Rottnest (Australia), Isla de Robben (Sudáfrica), Lago Titicaca (Bolivia), Canal de la Mancha (Inglaterra-Francia), Canal de Catalina (EEUU), Clean Half (Hong Kong) y el kilómetro helado (Antártida)".

 


Analiza para los lectores de Tinta Amarilla cómo fue esta experiencia:

 

Terminé con 31 grados corporal


"Se deben entrenar tres cosas: la natación, obviamente (que hago en piscina entre semana), el frío, obviamente (que hago en la playa los fines de semana), y la mente, que es fundamental para este tipo de retos.

Antes de tirarte al agua, el cuerpo sube tu temperatura corporal entre uno y dos grados como mecanismo de defensa. En la Antártida me subió de 36.5 a 38 antes de tirarme, y salí a 31 después de completar el kilómetro helado en aguas a -1.4 grados. Al margen de esto, se exige muchísima visualización y concentración absoluta"

Las extremidades se duermen


"Las que más sufren son las extremidades, que se quedan dormidas desde el primer momento. Aún después de la recuperación y alta médica, las puntas de los dedos se quedan con "cosquillas" por un tiempo. Tenemos la broma de que uno sólo está recuperado cuando el iPhone reconoce de nuevo la huella digital. Mi iPhone no me "reconoció" durante tres semanas después de la Antártida"


"Cada vez más hay estudios y doctores especializados en el deporte. En Rusia, donde el deporte es muy seguido y practicado, estarán los mejores "doctores de hielo" del mundo".

Prohibido el neopreno

Se nada sin neopreno ni ningún tipo de neopreno ni grasa, que está prohibida. Así que bañador, gorro y gafas tradicionales. Coste extra, cero.

Una natación especial

"Se denomina a la natación de hielo a aquella que se practica en aguas a menos de 5 grados centígrados. El agua salada se congela a -2, así que es básicamente natación en aguas entre -2 y 5 grados. Hay dos asociaciones internacionales, la IISA, pionera y gestionada desde Sudáfrica, y la IWSA, gestionada en los países nórdicos. Ambas organizan campeonatos del mundo cada dos años"


"La IISA, que es la más reconocida y profesional, lleva años hablando con el COI para incluir el deporte en el programa olímpico de invierno. Se puede practicar en aguas abiertas (con una distancia máxima de 1 milla), o en una piscina helada, excavada en un lago helado (máxima distancia un kilómetro)"

Prohibido virajes y saltos

"Cuando se practica en piscina helada, los saltos de cabeza y los virajes están prohibidos - se empieza "de abajo", y se hacen giros abiertos para evitar que la cabeza sufra. Esta modalidad tiene unos 10 años de historia y está ganando cada vez más adeptos a nivel internacional. Se practica más en países más fríos, pero en España estamos empezando a hacer ruido. Hubo un evento organizado en los Pirineos en 2016, y estamos organizando una nueva edición para febrero de 2020. Sólo hay diez españoles que hayan completado un kilómetro helado (yo el único con dos)"

"Mi próximo objetivo es disputar el tercer Mundial de la IISA en la ciudad de Murmansk, Rusia, en el Círculo Polar Ártico. España lleva por primera vez dos representantes (yo uno de ellos). Tienen especial importancia ya que el Comité Olímpico Internacional valorará la inclusión del deporte en las Olimpiadas de Invierno de Beijing 2022"

 

Galería de fotos