Publicidad
Publicidad

Pepe Mel

"No hay tiempo para celebrar; he enfriado a los jugadores"

  • DECLARACIONES
  • 10/03/2019 - 21:15
Natxo González y Pepe Mel, en Riazor (La Liga)

B.P.


Pepe Mel fue coherente en sus manifestaciones después del encuentro de Riazor. "La victoria para nosotros era fundamental. Teníamos un vestuario cabizbajo, que no se reconocía al mirarse entre sí. Este triunfo dará autoestima. Más allá de ello, no hemos hecho nada. He enfriado los ánimos a los jugadores. Porque hay un camino tremendo por recorrer. Ahora hay que preparar el siguiente partido. No tenemos tiempo ni para dolernos en la derrota ni celebrar victorias".


Dijo sobre Aythami que le había ayudado mucho desde su llegada. Y "le he dicho a Aythami que tiene que ir al podólogo por el uñazo (en el golpeo del 0-1). Se lo merece. Ha trabajado mucho. Felicito también al Chino Araujo, que ha dado todo lo que tenía hasta que no pudo más".


Comentó que Las Palmas había jugado "ante un rival que tiene la virtud de transitar muy bien. Corren muchos en defensa-ataque y viceversa. Estuvimos a la altura. En la primera parte nos quitábamos el balón muy rápido. En la segunda parte nos duró más el balón e hicimos correr más al Depor. Eso fue más importante".

Al menos siete victorias más


"Pero el equipo necesita ganar, más allá del juego. Este vestuario es diferente al que encontré hace cinco días. Sólo por la alegría", subrayó. "Sólo hemos ganado uno. A Las Palmas, estando tan abajo, tenemos que ganar. Encima esta semana que Dios fue de la UD Las Palmas porque perdieron Cádiz, Oviedo, ... Ahora nos olvidamos de esta bonita ciudad, como Coruña, y nos centramos en el Mallorca".


Hizo un llamamiento a la grada grancanaria. "La afición es importante. Suben los grupos y la afición con ellos. Si hay divorcio con la afición es muy difícil. El Estadio de Gran Canaria es muy grande. El equipo ha puesto la primera piedra para que la afición perdone. Ahora tenemos que hacer más"


Y valoró con calculadora: "Como no ganemos mínimo siete de trece partidos, no llegamos. Necesitamos al menos 20 partidos ganados. Hoy hay alegría, pero mañana a entrenar".