Publicidad
Publicidad

89-87: Sin respeto al Gran Canaria

Los amarillos meten la cabeza en la zona de descenso tras su derrota en Burgos donde la presión por la victoria volvió a poder con ellos

  • CBGC CRÓNICAS
  • 03/03/2019 - 18:18
Radicevic trata de escapar de la defensa de Fitipaldo. (ACB_Photo/M. González)

B.P.

(Fotos: ACB_Photo/M. González)

El respeto para el Gran Canaria está bajo mínimos. La amenaza del descenso se hace firme para el Herbalife. Tras la derrota en Burgos y la victoria del Murcia en casa ante el Barcelona, los amarillos vuelven a poner los dos pies en la zona innoble de la clasificación y solo le salva de ella por completo el grosor de una uña. Irregulares como siempre y cada vez con más nervios, el equipo de Víctor García fue víctima de sus propias incapacidades por hacer valer sus virtudes y de una rigurosísima decisión final de los árbitros que les enterró definitivamente en la derrota.

El Gran Canaria salió a la cancha con un objetivo claro, la defensa. Y a pesar de que en los primeros compases el San Pablo se liberó de la tensión amarilla a base de triples, los de íctor García imponían su ley para recuperarse con prontitud de 12-6 del arranque y con un parcial 0-12 hacerse con el control del marcador y alcanzar con velocidad en su juego una renta de hasta 11 puntos antes de llegar al primer final de una cuenta atrás de diez minutos (16-27). Habían superado los complicados compases iniciales y tenía que enfrentarse a otro de sus temas pendientes, la regularidad.

Las pérdidas y los errores no forzados, con mucha insistencia en el triple desafinado, de los isleños le daban algo de vida un equipo burgalés que tampoco hacía méritos como para alcanzar la remontada. La sequía anotadora del Herbalife era compensada con su una defensa aceptable que mantenía el ritmo del marcador a revoluciones muy bajas, 8-5, en los primeros cinco minutos. Pero no era un escenario ideal para los isleños. El Granca vive del ataque y si este no es productivo su defensa también se resiente. Así, el San Pablo empezó a limar distancias hasta conseguir, primero igualar a 38 a un minuto y 43 segundos del descanso; y luego terminar por darle la vuelta a la tortilla un minuto después con un triple de Fraizer (43-41), terminando la primera mitad del partido con la sensación de verse en versión ganadora a pesar del triple casi sobre la bocina de Eriksson (43-44).

La vuelta de los vestuarios no cambió la dinámica. Con el Gran Canaria atascado en ataque y perdiendo paulatinamente la confianza incluso para lanzar en posiciones cómodas, el Burgos encontraba un caldo de cultivo ideal para alimentar su deseo de poner tierra de por medio con los visitantes no solo en el partido sino también en la clasificación. García pedía prudencia en un momento delicado para ello. Hannah les rescató de la crisis con dos triples de manera consecutiva para devolver el empate a 56 desde la línea de tiros libres a 4 minutos del final del tercer cuarto.

Todo iba a quedar pendiente para el último y definitivo parcial de 600 segundos del partido, a los que se llegaba con un estado de tensión muy alto en la riñonera de los insulares. La reanudación de la marcha del cronómetro volvió a coger a los amarillos con el pie cambiado y en esta ocasión aunque fue uno de los recién llegados, Jefferson, quien relajaba la situación anotando desde muy lejos y desde el mismo aro (71-71), el cuadro insular seguía pecando de falta de control en el rebote y con ello, permitiendo al Burgos volver a tomar la ventaja (78-74).

Y con seis de desventaja en el marcador (80-74) a cinco minutos del final, ya todo parecía un disparate en el ataque y en la defensa amarilla. Sin orden de cara al aro rival y sin control de espaldas a el aro propio, el Herbalife era víctima de él mismo y veía escapar una oportunidad

 

Ficha del partido:

89 San Pablo (18+25+24+22): Fitipaldo (12), Frazier (8), Sutton (19), Zipser (2), Lima (6) -equipo inicial-, Benite (6), Barrera (2), Huskic (12), López (3), Cancar (15), Aguilar y Vega (4).

87 Herbalife Gran Canaria (27+17+22+21): Radicevic (10), Rabaseda (5), Eriksson )17), Wiley (13), Tillie (7) -equipo inicial-, Oliver, Hannah (10), Balvin, Paulí (2), Strawberry (4), Jefferson (13) y Báez (6).

Árbitros: Carlos Peruga, Rafael Serrano y Alberto Sánchez Sixto. Eliminado Fitipaldo (m. 39). Pitaron técnica a Radicevic (m. 40).

Incidencias: 21ª jornada de la Liga ACB. Pabellón Coliseum de Burgos. 9.162 espectadores.