Publicidad
Publicidad

El Villa pasa con una sonrisa su tramo bacheado

"A veces digo a mis jugadores que competimos en una chalana contra trasatlánticos de nuestra liga", afirma el técnico Israel Quintana

  • TERCERA
  • 25/02/2019 - 17:56
Israel Quintana, entrenador del Villa (C. Torres)

Manuel Borrego


Y a pesar de estar atravesando la zona más bacheada de la temporada, el Villa de Santa Brígida afrontará las últimas jornadas de la fase regular con algo que defender. Porque, pese a su contratiempo frente al San Mateo en el derbi de Las Medianías de Gran Canaria (0-2), el conjunto satauteño sigue en puesto de promoción y afronta las corrientes de la Liga con sus propios remos.


El técnico, Israel Quintana, es consciente de que han sido varios los obstáculos encontrados por el camino para un parcial de "nueve puntos de los últimos treinta" que no le han permitido realizar maniobras de aproximación a los tres primeros puestos de la tabla.


"A simple vista puede parecer que el equipo no está bien. Pero, desde mi opinión, no es así. Creo que en estos diez encuentros merecimos más puntos de los cosechados. Y que la diferencia está en lo que, por ejemplo, ocurrió el pasado viernes: el San Mateo fue más eficaz de cara al gol y ahí se marcó la diferencia en el partido. Es justo vencedor del partido y aunque nosotros creamos más ocasiones, la eficacia no está ahora de nuestra parte", apunta a los lectores de Tinta Amarilla.


Quintana refleja que "el equipo está con la ilusión de conseguir ese objetivo, que sería muy bueno para todos. Y sigue trabajando igual que lo ha hecho a lo largo de toda la temporada pese a que ahora no acompañan del todo los resultados. Pero hemos tenido dificultades de plantilla", matiza. "En este tramo esto se ha podido notar. Porque se ha juntado lesiones importantes, sancionados varios y hasta la salida de dos jugadores, como Cebolla y Gabri, en el mercado invernal. Como entrenador no me quejo del rendimiento de los jugadores, pero a veces competimos en una chalana contra equipos que son Trasatlánticos en esta categoría. Se lo digo a mis futbolistas ... y aún así estamos ahí, tratando de conseguir algo que sería muy bonito para ellos".


Con Israel Quintana al frente, el Villa jugó las dos promociones de ascenso más recientes. En la primera, apenas a pocos minutos de lograr plaza en Segunda B. No la disputó la pasada temporada, pero la empresa actual está en marcha aún. "Como técnico estoy tratando de encontrar el mejor nivel de los jugadores que se quedaron y que son los importantes".


Esas bajas a las que se refiere el entrenador son especialmente sensibles en los casos del portero Ione Puga, en fase final de recuperación, y del siempre activo delantero Santi Domínguez. "En su caso, tiene una rotura de menisco atípica. Porque ha debido parar varias veces, pero Santi no para de correr. Siempre estamos con los dedos cruzados porque es un jugador muy importante y comprometido".

La batalla de los viernes

 

Advierte otro dato más el entrenador del club satuateño. "Estos partidos de los viernes, contra rivales de Gran Canaria, se han convertido en batallas. Tengo la impresión de que el Villa se ha convertido en un equipo a batir. en esos encuentros de rivalidad insular. No se han reflejado la clasificación de algunos de nuestros rivales, que han mejorado sus rendimientos. Estos partidos son los más complejos, ante equipos que elevan su nivel de juego cuando se miden a nosotros".


En el calendario observa Quintana que "quizá lo más comprometido sea al final, con visitas al Tamaraceite y Santa Úrsula -última jornada-. Insisto: el equipo está ilusionado y lo va a dar todo hasta el final, aunque también somos conscientes de nuestras limitaciones de plantilla".