" /> El internacional que vino de Zaragoza
Publicidad
Publicidad

El recuerdo de Paco Güerri

El internacional que vino de Zaragoza

"No me hago a la idea de ver a Zaragoza y Las Palmas en Segunda División; ambos equipos y sus aficiones tienen que volver a Primera. Será difícil"

  • AMARILLOS DE SIEMPRE
  • 30/01/2019 - 17:53
Paco Güerri, que fuera jugador del Zaragoza y de la UD Las Palmas, posa para Tinta Amarilla en la sede social del Universitario (C. Torres)

Manuel Borrego


Él apenas se ha dado cuenta, pero Paco Güerri (13 de abril de 1959, Benasque) lleva ya más años como residente en Gran Canaria que en su Aragón natal. Hoy camina pensativo por el Paseo de Las Canteras sin que las jóvenes generaciones de aficionados de la UD Las Palmas que se cruzan en su camino adviertan, a su paso, que un internacional absoluto con raíces en La Romareda vino al equipo amarillo en 1989 para labrar su camino en nuestra tierra.


Hace tres décadas, Güerri era portada en los periódicos de la isla por su incorporación al proyecto del equipo amarillo, tras el descenso de 1988, con la mano técnica de Alvaro Pérez. Treinta años que han viajado en el tren del tiempo a gran velocidad y, ahora que sus dos equipos vuelven a encontrarse, aquel centrocampista todo pulmones no se hace a la idea de que maños y canarios tengan que verse en un escenario de Segunda División: "No me hago a la idea, porque Zaragoza y Las Palmas son equipos de Primera. Y allí es donde tienen que enfrentarse otra vez".


Es muy extenso el historial de Paco Güerri, jugador que defendió la Roja sub'21, la Roja Olímpica en los Juegos de Moscú y la Roja absoluta en tres ocasiones. "Boskov fue el que me hizo debutar en el Zaragoza, el entrenador que apostó por mí" recuerda con orgullo. E introdujo a Güerri en un equipo donde coincidió con grandes futbolistas de la época, especialmente en el centro del campo Juan Señor y el argentino Barbas. "Uff, estuve al lado de auténticas figuras", rememora para los lectores de Tintaamarilla.es. "¡Qué decir!. Los Antic, Víctor Muñoz, Arrúa, Camus, Señor, Valdano, Amarilla, Casuco, Herrera, ..." Y le continuamos la narración con Rubén Sosa, Pardeza, Rijkaard, ... incluso Juanito Rodríguez, procedente de la UD Las Palmas.


En Zaragoza, de 1978 a 1988 (una Copa del Rey conquistada), y de amarillo desde entonces hasta su último encuentro profesional en 1991. Porque esos dos escudos fueron los que Paco Güerri defendió y "de los que estoy muy orgulloso de haber pertenecido. Porque si en Zaragoza estuve con grandes jugadores, no eran menos los que estaban aquí: Gerardo, el mismo Lopetegui, Contreras, Onofre, el Pollo Vidal, Alexis Trujillo, ... " y sigue su inagotable enumeración.

El relevo del pulmón amarillo


Porque la llegada de Paco Güerri a la UD Las Palmas se produjo tras el pase de la Primera a la Segunda División. El club grancanario había visto cómo se cerraba la etapa de Félix Marrero y entonces pensó en él. El jugador de Benasque nos explica cómo se produjo el fichaje:

"Lo primero que tengo que decir es que conocía bien Las Palmas de haber jugado aquí con el Zaragoza. El Estadio Insular era algo magnífico, un escenario único para los que hemos jugado al fútbol. Fue una instalación que me marcó como visitante, porque veníamos aquí a jugar contra grandes plantillas de la UD Las Palmas. Nosotros teníamos jugadores muy buenos, pero Las Palmas con los Germán, Brindisi, Morete, Jorge, ... fue un equipo que siempre me gustó. Y un difícil adversario cada temporada"

Me llamó García Panasco

 

"Ya había cumplido mi etapa en el Zaragoza y quedaban algunos meses para terminar mi último contrato. Entonces me llamó García Panasco -secretario general- y me preguntó si estaba dispuesto a jugar en Las Palmas. Le dije que sí, pero tenía que esperar a culminar mi labor. Cuando quedé libre, al día siguiente de solucionar mi situación junto a otros compañeros, no dudé en absoluto venir hasta la isla. Estaba el equipo canario recién descendido a Segunda División y lo dirigía Alvaro Pérez. Las Palmas siempre fue para mí un gran club, con las dimensiones sociales del Real Zaragoza. Por eso ahora se me hace difícil verlos en Segunda División con la dificultad que entraña salir de esta categoría"

 

Estuve en el equipo del 12-1 a Malta

 

"Fui internacional con la selección sub21 y sub23. Y fui con la selección olímpica en los Juegos de Moscú. Y cuando estuve con la selección absoluta me tocó vivir el célebre partido del 12-1 a Malta, aunque yo no estaba en el campo. No llegué a jugar pero estaba en el banquillo el día aquel que todos nos volvimos locos con el gol de Señor. Después de jugar en la Unión Deportiva Las Palmas, tras una década en el Zaragoza, participé en los inicios del Universidad. Y de ahí ya me retiré"

 

Los Juegos del boicot USA

 

"Los Juegos de Moscú fueron algo extraños por el boicot de los Estados Unidos, al no querer que sus atletas pisaran la Unión Soviética en aquel momento por asuntos políticos. Para mí fue una experiencia personal muy bonita, a pesar de que había mucha seguridad. Recientemente he recibido un documento del Comité Olímpico Español en reconocimiento a mi participación en aquel torneo olímpico de fútbol. Era seleccionador José Emilio Santamaría. Es uno de los recuerdos personales especiales de mi carrera"

El motor del equipo maño

 

"El Zaragoza en aquella época tenía un equipo muy notable. En el centro del campo me entendí bien con Señor y Barbas. Me acuerdo que aquellos enfrentamientos con Las Palmas siempre eran muy complicados para el Zaragoza, especialmente en la isla. Toda la vida la UD Las Palmas ha jugado muy bien al fútbol, con independencia de futbolistas, categorías o rivales. Fueron mis dos equipos y de corazón me gustaría verlos otra vez en Primera División, que es donde merecen estar por historial de ambos. La Segunda es una división muy dura de la que no es fácil salir. Lo sé también por experiencia"


"La etapa tan larga en Segunda del Zaragoza es realmente extraña. Y, encima, no está en una situación nada buena. He visto recientemente cierta mejoría a los dos equipos en el actual campeonato. Pero no puede ser flor de un día sino hacerlo en todos los encuentros. Porque la categoría es muy dura, con muchos clubes históricos que buscan lo mismo. Cada partido es el más importante, como el del próximo fin de semana aquí"

 

Me gustó la isla desde el primer día

 

"Me gustó la isla desde el primer día. Y tanto así que me casé y tengo dos hijos, Fran y Pablo, de 23 y 21 años. No fueron futbolistas, pero sí muy deportistas. El mayor, Fran, subió el Pico Aneto con doce años de edad. Toda una gesta para un niño de esa edad, porque no es un ascenso sencillo .. A ambos le gusta muchísimo esquiar. Pero no siguieron la estela del fútbol"

 

Aficiones exigentes

 

"Lo que no cambió en todo este tiempo en Zaragoza y Las Palmas es su afición. Fieles y exigente. Lógicamente no están conformes con la situación de los equipos en Segunda División, porque es una categoría de muchísima dureza a todos los niveles. Esas aficiones quieren ver a sus equipos en la máxima categoría, donde se juega de otra manera. Los futbolistas de ambas plantillas tienen que hacer todo lo posible para lograr el objetivo, que será difícil para los dos"

Un impacto en dos direcciones

 


"El 21 de junio de 2015 ... ¡ay, madre mía!. Vi el partido pero no en el Estadio. Estaba nervioso. Eran mis equipos. Las Palmas subió con un gol, el de Araujo, que fue un impacto en las dos direcciones. Para mí fue un partido excepcional porque vi a los dos equipos en los que hice mi vida deportiva peleando para un objetivo. Pero el fútbol tiene estos. Ojalá pueda ver a ambos otra vez en el mismo escenario pero en Primera"

 

Tana, un gran jugador

 

"La cantera canaria tiene algo, eso es verdad. Yo he tenido también alguna experiencia y, ahora, colaboro con el nuevo club Universitario, con mi amigo Julio Suárez. El futbolista canario tiene una manera de interpretar el fútbol. ¿De los últimos jugadores?. Me gustaron mucho Jonathan Viera, Rubén Castro o Tana, ... a mí Tana me parece un gran jugador. La cantera de la Unión Deportiva es muy buena. Siempre van a salir futbolistas de ese temple. Puedo decir lo mismo del Real Zaragoza. Yo también fui canterano con Víctor Muñoz"

 

Los primeros pasos del Universitario

 

"Mi trabajo en el Universitario es colaborar para que este comienzo del club sea lo más llevadero posible. Porque todos los inicios son difíciles. Insisto a padres y jugadores que es fundamental que los estudios vayan bien, que sean paralelos al deporte, que no se abandonen. Pero lo primero de todo es estudiar y divertirse con el balón. El club hace una labor social muy bien. No entreno; ahora ayudo a buscar patrocinadores. El club ha empezado de la nada, pero la trayectoria va bien pero irá mucho mejor. Nunca sentí una vocación directa para ser entrenador, aunque pude hacerlo cuando Valdano hizo sus primeros pasos"


Le evitamos contestar la pregunta más difícil, que no tiene que ver con la razón. "No me preguntes por quién quiero que gane en el Las Palmas-Zaragoza. Son mis equipos y mi corazón está ‘partío' y sin respuesta".